SUCESIONES

LA SUCESION

Concepto. Es el cambio o sustitución de uno o más sujetos de una relación jurídica en virtud de una transferencia o transmisión: cesión, enajenación, etc.

Definición legal. (artículo 3262, primera parte) "Las personas a las cuales se transmitan los derechos de otra personas, de tal manera que en adelante puedan ejercerlos en su propio nombre, se llamarán sucesores".

Artículo 3270: "Nadie puede transmitir a otro sobre un mismo objeto, un derecho mejor o más extenso que el que gozaba; y recíprocamente, nadie puede adquirir sobre un objeto un derecho mejor y más extenso que el que tenía aquel de quien lo adquiere".

Artículo 3275: "El acto jurídico por el cual una persona transmite a otra el derecho de servirse de una cosa después de haber transmitido este derecho a un tercero, es de ningún valor".

Artículo 3276: "Las disposiciones tomadas por el propietario de la cosa relativamente a los derechos comprendidos en la propiedad, son obligatorios para el sucesor".

La nota del artículo 1498 dice "enajenada la finca arrendada por cualquier acto jurídico que sea, la locación subsiste durante el tiempo convenido".

Artículo 3277: "La violencia, el error, el dolo y las irregularidades de que adolezca el título del que transmite un derecho, pueden igualmente ser invocados contra el sucesor".

(Este artículo tiene varias excepciones). Además, la ley 17.711 modificó lo siguiente:

Artículo 1051: "Todos los derechos reales o personales transmitidos a terceros sobre un inmueble por una persona que ha llegado a ser propietario en virtud del acto anulado, quedan sin ningún valor y pueden ser reclamados directamente del poseedor actual; salvo los derechos de los terceros adquirentes de buena fe a título oneroso, sea el acto nulo o anulable".

Artículo 3278: "Un derecho revocable desde que se constituyó, permanece revocable en poder del sucesor".

Este es el caso típico del dominio revocable que define el artículo 2663: "dominio revocable es el que ha sido transmitido en virtud de un título revocable o voluntad del que lo ha transmitido; o cuando el actual propietario puede ser privado de la propiedad por una causa proveniente de su título".

Especies

 

SUCESION ENTRE VIVOS Son actos jurídicos cuya

eficacia es contemporánea

al otorgamiento.

MORTIS CAUSA Involucra la atribución de

relaciones jurídicas cuya

titularidad será continuada

por los sucesores.

SEGÚN SUCESION Se trata de la transmisión de

EL OBJETO PARTICULAR un determinado bien.

 

SUCESION Se transmite todo o una parte

UNIVERSAL alícuota del patrimonio de otra

persona.

Sucesión universal

Sucesión en el patrimonio

- conjunto de los bienes de una persona.

- Atributo de la personalidad.

Sucesor universal: se coloca en la misma posición jurídica que el causante.

Patrimonio-persona

Atributo de la personalidad: caracteres universalidad

Unidad

Necesidad

Indisponibilidad

El heredero continuará la persona del difunto y es propietario, acreedor o deudor.

Confusión. Artículo 3342: la aceptación de la herencia causa definitivamente la confusión de la herencia con el patrimonio del heredero; y trae la extinción de sus deudas o créditos a favor o en contra del difunto, y la extinción también de los derechos reales con que estaban gravados sus bienes a favor del difunto, o que le competían sobre sus bienes.

Responsabilidad "ultra vires hereditatis" - artículo 3343: el heredero que aceptó la herencia se obliga ante coherederos, acreedores y legatarios a pagar las deudas de la herencia con los bienes hereditarios y con los propios.

Aceptación. Aceptación tácita = aceptación pura y simple de la herencia.

Artículo 3329: el sucesor universsal no puede aceptar la herencia con beneficio de inventario, cuando hizo acto de heredero puro y simple. Ejemplo: si vendió bienes de la sucesión sin las formalidades indispensables (pierde el beneficio de inventario).

Aceptación:

- Pura y simple o

- Con beneficio de inventario

Patrimonio - persona

Artículo 3281: la sucesión a título universal es la que tiene por objeto un todo ideal, sin considerar su contenido especial (a los objetos).

Artículo 3363: toda aceptación de herencia se presume hecha bajo beneficio de inventario. Si el heredero realiza actos prohibidos en este código, pierde este beneficio.

UNIDAD SUCESORIA. Artículo 3283: el derecho de sucesión al patrimonio del difunto se rige por el derecho local del domicilio que tenía el difunto a su muerte, sean los sucesores nacionales o extranjeros.

FUERO DE ATRACCION. Artículo 3284: la jurisdicción sobre la sucesión le corresponde a los jueces del lugar del último domicilio del difunto. Ante ellos se entablan demandas sobre: bienes hereditarios, garantías, ejecución de las disposiciones del testador, y acciones personales: de los acreedores del difunto antes de dividirse la herencia.

EXCEPCIONES AL PRINCIPIO DE UNIDAD SUCESORIA = FUERO DE ATRACCION.

Artículo 10: los bienes raíces que están en Argentina se rigen por las leyes argentinas. El título de una propiedad raíz sólo puede adquirirse, transferirse o perderse por nuestras leyes.

Artículo 11: los bienes muebles que tienen situación permanente se rigen por las leyes del lugar en que se encuentran; los que se transportan (para ser vendidos, de uso personal) por las leyes del domicilio del dueño.

Artículo 3470: si se divide una sucesión entre herederos extranjeros y argentinos, o extranjeros domiciliados en Argentina, estos últimos tomarán de los bienes situados en Argentina, una porción igual al valor de los bienes situados en el país extranjero del que ellos fuesen excluidos por cualquier título que sea, en virtud de leyes o costumbres locales.

SUCESION EN LOS BIENES

Es un sistema de origen alemán.

Dos sistemas: sucesión en la persona (el heredero continúa la persona del causante, es como el causante mismo). En este sistema hay beneficio de inventario (sin afectar la responsabilidad ultra vires del heredero). El heredero es el continuador del causante pero sin afectar su responsabilidad personal por las deudas de la herencia; sucesión en los bienes (el heredero adquiere el patrimonio líquido: el activo una vez liquidadas las cargas).

UNIDAD PATRIMONIAL DE LA HERENCIA

Artículo 3276: la sucesión es la transmisión de los derechos activos y pasivos de la herencia de una persona muerta a la persona que sobrevive.

SUCESORES

CONCEPTO Y CLASES.

Herederos: legítimos (forzosos) y testamentarios o instituidos.

Artículo 3280: la sucesión es legítima cuando es deferida por la ley.

La sucesión es testamentaria cuando lo es por voluntad del hombre manifestada en testamento válido.

La herencia de una persona puede deferirse por voluntad del hombre en una parte, y en otra por disposición de la ley.

SUCESION MORTIS CAUSA

Herederos y legatarios.

Legatarios: los que en el testamento reciben una liberalidad del causante.

Legatarios de cuota: reciben una cuota o parte alícuota de los bienes.

HEREDERO Y LEGATARIO (DIFERENCIAS)

Heredero: como sucesor puede hacer adquisiciones o pérdidas, no sólo adquisiciones.

Legatario: es un adquirente, es sucesor si adquiere lo que se le legó.

ADQUISICION

- Del heredero: la sucesión universal implica la indivisibilidad del patrimonio del causante. Si hay más de un heredero cada uno tiene vocación al todo. Hay una comunidad hereditaria. El conjunto de cuotas abstractas integra el todo ideal sobre el que recae el objeto de la adquisición hereditaria. Indivisibilidad de la adquisición (consecuencias): el título hereditario es indivisible y la gestión de la comunidad hereditaria también.

- Del legatario: legado (es la atribución patrimonial mortis causa que hace el causante en el testamento a favor de alguien). Recae sobre bienes particulares. Los legados no se pagan hasta que no se pagan las deudas. Cuando se trata de una cosa determinada el legatario es propietario de ella desde la muerte del testador aunque no tenga la posesión de la misma, la que se pedirá al heredero o albacea encargado de cumplir los legados.

LEGADO DE CUOTA

Además de los herederos y de los legatarios particulares, el causante puede, en su testamento, deferir a título de legado, una cuota o parte alícuota de la herencia (el tercio, el cuarto, etc.).

LEGATARIO DE CUOTA

żEs un sucesor universal o particular?

Recibe una vez liquidada la herencia por los herederos, los bienes que cubran su alícuota. Es un sucesor particular en la titularidad de los objetos que recibe en la partición de la herencia. Es un sucesor universal en los bienes (el heredero es un sucesor universal en la persona). Está obligado al pago de las deudas en proporción a su cuota. El legatario particular no está autorizado a : promover el juicio sucesorio, peticionar medidas precautorias para proteger los bienes, intervenir como parte en cuestiones sobre la inclusión o exclusión de bienes.

APERTURA DE LA SUCESION

Artículo 3279: la sucesión es la transmisión de los derechos activos y pasivos que componen la herencia de una persona muerta, a la persona que sobrevive, a la cual la ley o el testador llama para recibirla.

APERTURA. la sucesión se abre en las sucesiones legítimas y testamentarias desde la muerte del causante, o por la presunción de muerte, en los casos que prevé la ley. Muerte, apertura y transmisión (adquisición) es un mismo instante.

VOCACION HEREDITARIA

Es el llamamiento a la adquisición. Puede provenir de la ley (sucesión legítima) o por testamento (sucesión testamentaria).

DERECHO A OPCION

Se puede renunciar a la calidad de heredero.

Si renuncia: la sucesión se defiere como si el renunciante no hubiese existido.

Si acepta la herencia: el aceptante es su propietario desde el día de la apertura de la sucesión. Ya no puede renunciar.

ORDENES DEL LLAMAMIENTO HEREDITARIO

1) Descendientes.

2) Ascendientes (solos o en concurrencia con el viudo o viuda. Heredan por partes iguales.)

Si no hay padre y madre, concurren los ascendientes más próximos en grados, aunque sean de distintas líneas. Heredan por partes iguales.

3) Parientes colaterales hasta el cuarto grado (los hermanos sólo heredan a falta de descendientes, ascendientes o cónyuge. El medio hermano recibe la mitad de lo que le corresponde al hermano de doble vínculo).

Dentro de cada orden, el pariente más cercano en grado, excluye al más remoto, salvo el derecho de representación.

A su vez, cada orden es excluyente de los anteriores.

El conjunto de sucesibles es llamado simultáneamente al momento de la apertura de la sucesión.

Toda persona que goza del derecho de aceptar o de repudiar una herencia transmite a sus sucesores ese derecho de opción que le correspondía.

CONMORIENCIA

Artículo 109: si dos o más personas fallecen en un desastre común y no se sabe cual murió primero, se presume que fallecieron todos al mismo tiempo. No se puede alegar transmisión alguna de derechos entre ellos. Según la doctrina, admite prueba en contrario.

AUSENCIA CON PRESUNCION DE FALLECIMIENTO

Se declara judicialmente la presunción de fallecimiento. Se fija el día presuntivo de ese fallecimiento. Se inscribe en el Registro Civil. Determina la apertura de la sucesión.

Herederos y legatarios no pueden disponer libremente de los bienes antes de los 5 años desde el día presuntivo del fallecimiento u 80 desde el nacimiento del ausente. El período anterior se llama de "prenotación". La adquisición del dominio es revocable (si reaparece el ausente).

La ley suple la ausencia del testamento.

Sin embargo, la vocación o llamamiento legítimo, son imperativos para el causante respecto de ciertos herederos llamados forzosos o legitimarios.

Se prevé una porción legítima, o parte alícuota de la herencia, de la cual esos herederos forzosos no pueden ser privados sin justa causa de desheredación.

Con la porción disponible el testador puede hacer legados o mejoras a sus herederos legítimos.

PACTOS SUCESORIOS

En principio, nuestra ley repudia los pactos sobre la herencia futura como fuente de vocación hereditaria. Una herencia futura no puede aceptarse ni repudiarse. La aceptación o la renuncia se hacen después de la apertura de la sucesión.

Algunos supuestos aceptados:

- Partición por donación hecha por el ascendiente (artículo 3514: el padre y la madre y los otros ascendientes, pueden hacer, por donación entre vivos o por testamento, la partición anticipada de sus propios bienes entre sus hijos y descendientes, y también, por actos especiales, de los bienes que los descendientes obtuviesen de otras sucesiones). (Esta partición incluye a la legítima de los hijos).

- La dispensa de colación hecha por los padres en las donaciones a sus hijos, en caso que, en el acto de la donación imputen lo donado a su porción disponible. (artículo 1805: el padre y la madre, o ambos juntos, pueden hacer donaciones a sus hijos de cualquier edad que estos sean. Cuando no se expresare a que cuenta debe imputarse la donación, se entiende que es hecha como un adelanto de la legítima).

- El pacto de reconocimiento de onerosidad de la transferencia de dominio entre legitimarios con reserva de usufructo o carga de renta vitalicia. (artículo 3604: si el testador entregó por contrato, en plena propiedad, bienes a herederos forzosos, el valor de los bienes se imputará sobre la porción disponible del testador. El excedente será traído a la masa de la sucesión. Esta imputación y esta colación no podrán ser demandadas por los herederos forzosos que consintieron en la enajenación o por los que no tienen designada por la ley una porción legítima).

- Pactos de exclusión de herederos en la continuación de la sociedad constituida por el causante. Ya no tiene interés práctico. La ley 19.550 establece que es nula la cláusula por la que la totalidad de las ganancias (y prestaciones a la sociedad) pertenezcan al socio o socios sobrevivientes. Se pueden limitar las ganancias de los herederos de los socios en cuanto no afecte la legítima de los herederos forzosos).

LA TRANSMISION

Principio general. La sucesión abarca la universalidad de los derechos patrimoniales del causante. El heredero es propietario, acreedor o deudor de todo lo que el difunto era propietario, acreedor o deudor, excepto de aquellos derechos que no son transmisibles por sucesión (derechos y obligaciones inherentes a la persona del causante).

Derechos y obligaciones transmisibles.

Artículo 3418: el heredero sucede no sólo en la propiedad sino en la posesión del difunto.

Artículo 4004: el sucesor universal del poseedor del inmueble, aunque sea de mala fe, puede prescribir por 10 años cuando su autor era de buena fe. No es admitida la prescripción en el caso contrario, a pesar de su buena fe personal (usucapión iniciada por el causante).

Derechos extrapatrimoniales: los derechos individuales (civiles y políticos) no se transmiten. Tampoco el emplazamiento en el estado de familia. Acciones de estado (excepciones): impugnación de la paternidad, reclamación de la filiación (puede ser continuada por los herederos o iniciada por ellos cuando el hijo desconocido por los padres hubiese muerto menor de edad o siendo incapaz).

Derechos y obligaciones intransmisibles

Derechos reales: el usufructo, el uso y el derecho de habitación. También la facultad personal concedida al beneficiario de una servidumbre.

Derechos personales: las obligaciones intuito personae de los contratos (ej. contrato de trabajo). La calidad de socio (salvo cuando fuese aceptada por los otros socios y por el heredero). La acción resarcitoria del daño moral (salvo homicidio o cuando la acción por daño moral ya había sido iniciada por el causante).

Derechos y obligaciones intransmisibles por una cláusula contractual (principio de la autonomía de la voluntad). Derechos individuales (civiles y políticos). Emplazamientos en el estado de familia. Acciones de estado en general.

DERECHOS Y OBLIGACIONES QUE NACEN COMO CONSECUENCIA DE LA MUERTE DEL CAUSANTE.

Derechos vinculados al llamamiento hereditario: acciones tendientes a establecer el llamamiento, acciones para obtener la resolución del llamamiento de otros, acciones para asegurar la concurrencia igualitaria de los legitimarios, acciones para obtener la partición, etc.

Obligaciones vinculadas al llamamiento hereditario: responder por las cargas de la herencia cuando hubo aceptación pura y simple, pagar los legados, inventariar, etc.

Derechos y obligaciones desvinculados del llamamiento: el derecho real de habitación a favor del cónyuge supérstite, el pago del seguro de vida, derecho a pensiones por muerte del afiliado, etc.

LEY QUE RIGE LA TRANSMISION HEREDITARIA

Sistemas: 1) sistema de la unidad sucesoria: una sola ley rige la transmisión sucesoria. 2) sistema de la pluralidad sucesoria: a cada bien se aplica la ley de su situación (lugar). 3) sistema mixto: inmuebles (ley de su situación), demás (una sola ley).

CODIGO CIVIL. El principio de la unidad. En nuestro código rige la teoría del patrimonio - persona y por eso, la sucesión a título universal tiene por objeto un todo ideal. Se considera al patrimonio como unidad, objeto ideal, de contenido indeterminado.

INMUEBLES. artículo 10: los bienes raíces situados en el país se rigen exclusivamente por las leyes del país (excepción al principio de la unidad del artículo 3283).

Artículo 3283: el derecho de sucesión al patrimonio del difunto es regido por el derecho local del domicilio que el difunto tenía a su muerte, sean los sucesores nacionales o extranjeros.

MUEBLES. artículo 11: los bienes muebles que tienen situación permanente y que se conservan sin intención de transportarlos son regidos por las leyes del lugar en que están situados, pero los muebles que el propietario lleva consigo siempre o que son de uso personal, esté o no en su domicilio, como también los que se tienen para ser vendidos o transportados a otro lugar, son regidos por las leyes del domicilio del dueño.

TRATADOS DE MONTEVIDEO DE 1889 Y 1943.

Fueron ratificados por Argentina.

Todo lo relativo a la sucesión legítima y testamentaria se rige por la ley del lugar de situación de los bienes hereditarios, al tiempo de la muerte de la persona de cuya sucesión se trate.

PARTICIONES PLURALES

En caso de concurrir herederos extranjeros y argentinos.

Es otra excepción al principio de la unidad.

Artículo 3470: si se divide una misma sucesión entre herederos extranjeros y argentinos, o extranjeros domiciliados en Argentina, estos últimos tomarán de los bienes situados en la República, una porción igual al valor de los bienes situados en país extranjero de que ellos fuesen excluidos por cualquier título que sea, en virtud de leyes o costumbres locales.

PROCESO SUCESORIO

Concepto. Proceso judicial cuyo fin es el de asegurar que la transmisión (o adquisición) hereditaria se opere a la persona o personas cuya vocación resulta de la ley o del testamento válido del causante o testador. Es el medio realizador del derecho sucesorio.

JUEZ COMPETENTE

El domicilio que tenía el difunto determina el lugar en que se abre su sucesión. La jurisdicción sobre la sucesión corresponde a los jueces del lugar del último domicilio del difunto.

FUERO DE ATRACCION

Ciertas acciones que interesan a los bienes o parte de ellos, deben dirimirse ante el tribunal que entiende en el proceso sucesorio.

Compete al juez del proceso sucesorio el conocimiento de las demandas concernientes a los bienes hereditarios, hasta la partición inclusive, cuando son interpuestas por algunos de los sucesores universales contra sus coherederos.

Se incluyen las demandas relativas a las garantías de los lotes entre los copartícipes, y las que tiendan a la reforma o nulidad de la partición.

Demandas relativas a la ejecución de las disposiciones del testador, aunque sea a título particular, como sobre la entrega de los legados.

Acciones personales de los acreedores del difunto antes de la división de la herencia.

El fuero de atracción NO opera cuando los sucesores universales inician acciones contra terceros como actores. En ese caso se siguen las reglas ordinarias de competencia.

ACCIONES REALES

Quedan excluidas del fuero de atracción.

HEREDERO UNICO

Artículo 3285: si el difunto no hubiere dejado más que un solo heredero, las acciones deben dirigirse ante el juez del domicilio de este heredero, después que hubiere aceptado la herencia.

SUBSISTENCIA DEL FUERO DE ATRACCION

El fuero de atracción subsiste hasta la partición mediante la cual cesa la indivisión hereditaria juzgándose que cada heredero ha sucedido solo e inmediatamente en los objetos hereditarios que le han correspondido en la partición, y que no ha tenido nunca ningún derecho en los que han correspondido a sus coherederos.

CAPACIDAD PARA SUCEDER

CONCEPTO

La capacidad para suceder a título universal o mortis causa es la aptitud para ser titular de los derechos activos y pasivos que contiene la herencia a cuya adquisición se es llamado en el todo, en una parte alícuota o en un objeto determinado en carácter de heredero o legatario.

Es una capacidad de derecho. Toda aptitud para adquirir es de derecho, independientemente del ejercicio de los derechos adquiridos.

Artículo 3288: toda persona visible o jurídica, a menos que exista una disposición contraria de la ley, goza de la capacidad de suceder o recibir una sucesión.

PERSONAS JURIDICAS

Respecto de los terceros, gozan en general de los mismos derechos que los simples particulares para: adquirir bienes, tomar y conservar la posesión de ellos, constituir servidumbres reales, recibir usufructos de la propiedad ajena, recibir herencias o legados por testamentos, recibir donaciones por actos entre vivos, etc.

VOCACION HEREDITARIA Y CAPACIDAD PARA SUCEDER

Capacidad para suceder: es la aptitud (jurídica) para adquirir el conjunto de titularidades transmisibles del causante. Es el presupuesto subjetivo de la vocación hereditaria, o más bien, su condición de eficacia.

Vocación hereditaria: es el llamamiento legal o testamentario a la adquisición del conjunto de titularidades transmisibles del causante.

Condiciones de eficacia: que el titular de la vocación no sea incapaz para adquirir y que la vocación no esté sujeta a resolución por disposición de la ley o del causante (dejar sin efecto la adquisición ya operada por resolución).

INEFICACIA NO ES SINONIMO DE AUSENCIA DE VOCACION

En la ineficacia del llamamiento, existe la vocación aunque ésta no produce sus efectos propios fuere por incapacidad del titular o por resolverse, luego, el llamamiento.

En la ausencia de vocación queda sin efecto el llamamiento mismo, objetivamente considerado, al momento de la apertura de la sucesión.

No existen incapacidades absolutas para suceder, sin embargo:

Artículo 3290: el que no está concebido al tiempo de la muerte del autor de la sucesión, no puede sucederle, y el que estando concebido naciere muerto, tampoco puede sucederle. Si nace después de los 300 días de la muerte del causante, no hereda.

El hijo concebido es capaz de suceder, pero tiene que nacer con vida.

ESCRIBANO Y TESTIGOS

Artículo 3664: el escribano y testigos en un testamento por acto público, sus esposas y parientes o afines dentro del cuarto grado, no podrán aprovecharse de lo que en él se disponga a su favor.

OFICIALES DE BUQUE

Artículo 3686: son nulos los legados hechos en testamentos marítimos a los oficiales del buque, si no fueren parientes del testador.

TUTORES

Artículo 3736: los tutores de los menores de edad, no pueden recibir cosa alguna por el testamento de los menores que mueran bajo su tutela. Aún después que los tutores hubieren cesado la tutela nada pueden recibir por el testamento de los menores, si las cuentas de su administración no están aprobadas.

CONFESORES

Artículo 3739: son incapaces de suceder y recibir legados: los confesores del testador en su última voluntad (enfermedad), los parientes de ellos dentro del cuarto grado, si no fuesen parientes del testador; las iglesias en que estuviesen empleados, con excepción de la iglesia parroquial del testador, y las comunidades a que ellos perteneciesen.

ASOCIACIONES NO AUTORIZADAS

No pueden adquirir por testamento las corporaciones no permitidas por la ley.

SIMULACION

Es nula la institución al incapaz, ya se disfrace bajo la forma de un contrato oneroso, o ya se haga bajo el nombre de personas interpuestas (son reputadas personas interpuestas, el padre y la madre, los hijos y descendientes, y el cónyuge de la persona incapaz.

MOMENTO EN QUE DEBE EXISTIR LA CAPACIDAD

La capacidad para adquirir una sucesión debe tenerse al momento en que la sucesión se defiere.

Para calificar la incapacidad o indignidad, se atenderá solamente al tiempo de la muerte de aquel a quien se trate de heredar.

INDIGNIDAD

Concepto: actos que han agraviado la persona del causante. La sanción civil es la pérdida de la herencia. Debe declararse judicialmente. El declarado indigno debe tener vocación hereditaria y capacidad para suceder.

CAUSALES DE INDIGNIDAD

* Los condenados en juicio por delito o tentativa de homicidio, contra el causante de la sucesión, su cónyuge o descendientes, o como cómplices del autor directo del hecho.

* El heredero mayor de edad que es sabedor de la muerte violenta del causante y que no la denuncia a los jueces en el término de un mes. Si los homicidas fuesen ascendientes o descendientes, marido o mujer, o hermanos del heredero, cesará en éste la obligación de denunciar.

* El que voluntariamente acusó o denunció al difunto, de un delito que habría podido hacerlo condenar a prisión, o a trabajos públicos por 5 años o más (calumnia).

* El condenado en juicio por adulterio con la mujer del difunto.

* El pariente del difunto, que hallándose éste demente y abandonado, no cuidó de recogerlo, o hacerlo recoger en establecimiento público.

* El que estorbó por fuerza o por fraude, que el difunto hiciera testamento, o revocara el ya hecho, o que sustrajo éste, o que forzó al difunto a que testara.

* Es indigno de suceder al hijo, el padre o la madre que no lo hubiera reconocido voluntariamente durante la menor edad o que no le haya prestado alimentos y asistencia conforme a su condición y fortuna.

DECLARACION DE INDIGNIDAD

Exige una acción de indignidad que es declarativa en el momento de apertura de la sucesión.

Se sustancia por juicio ordinario.

Sólo pueden demandar los parientes a quienes corresponda suceder a falta del excluido de la herencia o en concurrencia con él.

DEUDORES DE LA SUCESION

No pueden oponer a demandante la excepción de incapacidad o indignidad. Tampoco los acreedores de la sucesión ni los acreedores de otros herederos.

LEGITIMACION PASIVA

Pueden ser declarados indignos todos los sucesores mortis causa, legítimos o testamentarios, universales o particulares.

MOMENTO

Para calificar la incapacidad o indignidad, se atenderá solamente al tiempo de la muerte de aquel a quien se trate de heredar.

EFECTOS DE LA DECLARACION DE INDIGNIDAD

El que fue declarado indigno de suceder es excluido de la herencia por causa de su indignidad, de la persona hacia la cual se ha hecho culpable de la falta por la que se pronunció su indignidad.

En lo patrimonial, el indigno que ha entrado en posesión de los bienes está obligado a restituir a las personas a las cuales pasa la herencia por causa de su indignidad, todos los objetos hereditarios de que hubiere tomado posesión con los accesorios y aumentos que hayan recibido, y los productos o rentas que hubiere obtenido de los bienes de la herencia desde la apertura de la sucesión. Los productos o rentas se deben desde la apertura de la sucesión.

Los créditos que el declarado indigno tenía contra la herencia o de los que era deudor el heredero excluido por causa de indignidad como también sus derechos contra la sucesión por gastos necesarios o útiles, renacen con las garantías que los aseguraban como si no hubieran sido extinguidos por confusión.

En relación con los herederos del indigno, a éstos se transmite la herencia o legado de que su autor se hizo indigno, pero con el mismo vicio de indignidad por todo el tiempo que falte para completar los 3 años.

Respecto de terceros, ventas, hipotecas, donaciones y servidumbres hechas por el indigno durante el tiempo intermedio, son válidas y sólo hay acción contra él por daños y perjuicios. Si existió fraude con los terceros, estos actos pueden ser revocados.

PERDON

Las causas de indignidad no pueden alegarse contra disposiciones testamentarias posteriores a los hechos que las producen, aun cuando se ofrezca probar que el difunto no tuvo conocimiento de esos hechos al tiempo de testar ni después.

Se trata tanto del perdón expreso en testamento posterior a los hechos que fundarían la declaración de indignidad, como el tácito que resultaría de una institución o mejora al heredero en cuestión.

Nuestra ley exige que el perdón surja inequívocamente del testamento posterior al hecho.

PURGA DE LA INDIGNIDAD

La indignidad se purga con 3 años de posesión de la herencia o legado.

No se refiere a la posesión material de las cosas sino a la posesión hereditaria.

Artículo 3410: cuando la sucesión tiene lugar entre ascendientes, descendientes y cónyuge, el heredero entra en posesión de la herencia desde el día de la muerte del autor de la sucesión sin ninguna formalidad o intervención de los jueces, aunque ignorase la apertura de la sucesión y su llamamiento a la herencia.

El legatario no puede tomar la cosa legada sin pedirla al heredero o albacea, encargado de cumplir los legados.

DESHEREDACION

Concepto: Privar de la herencia a quien, según la ley y los principios de la sucesión ab intestato, tiene vocación legitimaria.

Se refiere a los herederos forzosos.

Causales de desheredación: la causa de la desheredación debe estar expresada en el testamento. La que se haga sin expresión de causa o por una causa que no sea de las designadas en el código, no tiene ningún efecto.

La desheredación sólo puede operar por dichas causales.

CAUSALES DE DESHEREDACION (DESCENDIENTES)

Por injurias de hecho, poniendo el hijo las manos sobre su ascendiente. La simple amenaza no es suficiente.

Si el descendiente ha atentado contra la vida del ascendiente.

Si el descendiente ha acusado criminalmente al ascendiente de delito que merezca pena de 5 años de prisión o de trabajos forzados.

CAUSALES DE DESHEREDACION (A LOS ASCENDIENTES).

Las primeras dos causales del caso anterior (descendientes).

EXCLUSION DEL CONYUGE

Por indignidad.

como consecuencia por haber sido declarado culpable de la separación personal o de la separación de hecho.

PRUEBA

Artículo 3746: los herederos del testador deben probar la causa de desheredación, expresada por él, y no otra, aunque sea una causa legal, si la causa no fue probada en juicio durante la vida del testador.

ACCION

Si la sentencia reputa probada la causa y se dicta sentencia declarando la exclusión del desheredado, éste quedará en la misma situación del heredero aparente de mala fe.

Artículo 3428: el poseedor de la herencia es de buena fe cuando por error de hecho o de derecho se cree, legítimo propietario de la sucesión cuya posesión tiene. Los parientes más lejanos que toman posesión de la herencia por la inacción de un pariente más próximo, no son de mala fe, por tener conocimiento de que la sucesión está deferida a este último. Pero son de mala fe, cuando conociendo la existencia del pariente más próximo, saben que no se ha presentado a recoger la sucesión porque ignoraba que le fuese deferida.

QUIENES PUEDEN ACCIONAR

Los coherederos.

Los que actualizan su vocación por derecho de representación (los nietos del causante que desheredó a su padre).

Los herederos instituidos.

Legatarios.

Acreedores de quienes pueden accionar (por subrogación).

DESCENDIENTES DEL DESHEREDADO

Los descendientes del desheredado, heredan por representación y tienen derecho a la legítima que éste hubiera tenido de no ser excluido.

Pero el desheredado no tendrá derecho al usufructo y administración de los bienes que por esta causa reciban sus descendientes.

RECONCILIACION

Extinción de la desheredación.

La reconciliación posterior del ofensor y del ofendido quita el derecho de desheredar, y deja sin efecto la desheredación ya hecha.

ACEPTACION Y RENUNCIA DE LA HERENCIA.

ACEPTACION DE LA HERENCIA

La sucesión o el derecho hereditario, se abre tanto en las sucesiones legítimas como en las testamentarias, desde la muerte del autor de la sucesión.

El heredero, aunque fuera incapaz, o ignorase que la herencia se le defirió, es sin embargo, propietario de ella desde la muerte del causante.

Esta propiedad está sujeta a una eventual resolución a través de la renuncia, juzgándose al renunciante como no habiendo sido nunca heredero.

Durante el período de la herencia provisionalmente no aceptada, no existe titular de la herencia, sino titular de la vocación hereditaria.

PLAZO PARA EJERCER LA OPCION

El derecho de elegir entre la aceptación y renuncia de la herencia se pierde por el transcurso de 20 años, desde que la sucesión se abrió.

La falta de renuncia de la sucesión no puede oponerse al pariente que probase que por ignorar, o bien la muerte del difunto o la renuncia del pariente a quien correspondía la sucesión, ha dejado correr el término de los 20 años asignados.

(No se reputa aceptada si se abstiene a aceptar en presencia de otros herederos que aceptan.

TERCEROS INTERESADOS

Pueden exigir que el heredero acepte o repudie la herencia en un término que no pase de 30 días, sin perjuicio de lo que se dispone sobre el beneficio de inventario.

Los terceros interesados sólo pueden exigir pronunciamiento del heredero una vez transcurridos 9 días desde la muerte del causante, durante los cuales no puede intentarse acción alguna contra el heredero para que acepte o repudie la herencia.

La facultad de aceptar o renunciar la herencia se transmite a los herederos.

ESPECIES DE ACEPTACION

Expresa: la que se hace en instrumento público o privado, o cuando se toma título de heredero en un acto, sea público o privado, judicial o extrajudicial, manifestando una intención cierta de ser heredero.

Tácita: el heredero ejecuta un acto jurídico que no podía ejecutar legalmente sino como propietario de la herencia.

Los actos que tienden a la conservación de los bienes hereditarios no implican aceptación tácita, si no se tomó el título o calidad de heredero.

CARACTERES DE LA ACEPTACION

La aceptación es un acto jurídico.

- Unilateral. Por parte del titular.

- Indivisible. No se puede aceptar una parte de la herencia.

- Irrevocable. Importa la renuncia irrevocable a repudiar la herencia.

- Pura y simple. No acepta modalidades.

- De efectos retroactivos. Al momento de la apertura de la sucesión.

ACEPTACION PURA Y SIMPLE

Causa la confusión de la herencia con el patrimonio del heredero.

Incluye la aceptación tácita.

El heredero paga las deudas de la herencia con los bienes hereditarios y con los propios.

CAPACIDAD PARA ACEPTAR

Pueden aceptar o repudiar la sucesión todos los que tienen la libre administración de sus bienes.

ACEPTACION POR MANDATO

La aceptación, sea expresa o tácita, puede hacerse por medio de un mandatario constituido por escrito o verbalmente.

NULIDAD DE LA ACEPTACION

Si no fue ejecutada con discernimiento, intención y libertad, no produce por sí obligación alguna.

REVOCACION DE LA ACEPTACION

Es el caso de la aceptación fraudulenta.

Los acreedores del heredero podrán, en el caso que éste hubiese aceptado una sucesión evidentemente mala por una connivencia fraudulenta con los acreedores hereditarios, demandar en su propio nombre por una acción revocatoria la retractación de la aceptación.

RENUNCIA A LA HERENCIA

CONCEPTO

La renuncia resuelve la vocación hereditaria juzgándose al titular del llamamiento como no habiendo sido nunca heredero.

CONSECUENCIAS

- Los coherederos del renunciante con vocación actual acrecen la porción del renunciante y asumen la responsabilidad por las deudas de la herencia, de acuerdo con su parte, sin perjuicio de la aceptación beneficiaria.

- El renunciante no está obligado a colacionar las donaciones que, en vida, hubiese recibido del causante. Las donaciones se imputan sobre la porción disponible y sólo si excede esta porción, está el renunciante sujeto a restituirlo.

- Debe contribuir a los gastos funerarios del causante.

- Sus hijos y descendientes pueden representarlo ocupando su lugar en la sucesión.

CARACTERES DE LA RENUNCIA

- Expresa. No se presume.

- Formal. Debe ser hecha en escritura pública.

- Unilateral. No se requiere la voluntad de los coherederos.

- Irrevocable. Ya que el renunciante será considerado no heredero.

- Indivisible. Implica toda la herencia.

- Pura y simple. No admite modalidades.

CAPACIDAD

Pueden aceptar o renunciar la sucesión todos los que tienen la libre administración de sus bienes.

Los menores de edad requieren autorización judicial para renunciar salvo que mediare acuerdo de ambos cónyuges y uno de éstos fuere mayor de edad.

Los inhabilitados judicialmente necesitan el asentimiento del curador.

Los concursados y los fallidos: la renuncia es inoponible a los acreedores del concurso.

RETRACTACION

Mientras que la herencia no hubiese sido aceptada por los otros herederos o por los llamados a la sucesión, el renunciante puede aceptarla sin perjuicio de los derechos que terceros pudiesen haber adquirido sobre los bienes de la sucesión, sea por prescripción, sea por actos válidos, celebrados con el curador de la herencia vacante: pero no podrá aceptarla cuando la herencia ha sido ya aceptada por los coherederos o por los llamados a la sucesión, sea la aceptación de éstos pura y simple, o sea con beneficio de inventario, haya o no sido posterior o anterior a la renuncia.

EFECTOS

Con la retractación, la aceptación se retrotrae al momento de la apertura de la sucesión.

El aceptante queda obligado a respetar los derechos válidamente adquiridos por los terceros celebrados con el curador de la herencia vacante.

ANULACION DE LA RENUNCIA

El renunciante está autorizado a demandar la renuncia en el término de 5 años.

CAUSAS DE ANULABILIDAD DE LA RENUNCIA

- cuando ella se hizo sin las formalidades prescriptas para suplir la incapacidad del renunciante a cuyo nombre tuvo lugar.

- cuando hubo dolo o violencia ejercida sobre el renunciante.

- cuando por error, la renuncia se hizo de otra herencia que aquella a la cual el heredero entendía renunciar. Ningún otro error puede alegarse.

REVOCACION DE LA RENUNCIA

Los acreedores del renunciante de una fecha anterior a la renuncia, y toda persona interesada, pueden demandar la revocación de la renuncia que se hizo en perjuicio de ellos, a fin de hacerse autorizar para ejercer los derechos sucesorios del renunciante hasta la concurrencia de lo que les es debido.

EFECTOS

- los acreedores aceptan la herencia hasta la satisfacción de los créditos.

- los acreedores se allanan a la colación de los valores que el causante hubiere anticipado al renunciante.

- los acreedores pueden demandar la reducción de las donaciones que mengüen la porción legítima.

DERECHO DE OPCION

La apertura de la sucesión es un hecho: la muerte del titular del patrimonio.

El patrimonio se atribuye desde la apertura a quienes, siendo titulares de la vocación hereditaria, están posibilitados (por la llamada delación) para aceptar o renunciar a la calidad de herederos.

ACEPTACION BENEFICIARIA Y SEPARACION DE PATRIMONIOS.

El beneficio de inventario es un modo de aceptación para el heredero, en virtud del cual el patrimonio de la herencia no pierde su unidad y a la vez, no se confunde con el patrimonio del heredero.

Después de la ley 17.711 toda aceptación de herencia se presume efectuada bajo beneficio de inventario, cualquiera sea el tiempo en que se haga.

El heredero pierde el beneficio se no hace el inventario dentro del plazo de 3 meses contados desde que hubiese sido judicialmente intimado por parte interesada.

Luego de hecho el inventario, el heredero gozará de un plazo de 30 días para renunciar a la herencia, vencido el cual se lo considerará aceptante beneficiario.

La realización de actos prohibidos en el código al heredero beneficiario, implica la pérdida del beneficio.

El sucesor universal no puede aceptar la herencia con beneficio de inventario, cuando ha hecho acto de heredero puro y simple.

FORMA DE LA ACEPTACION BENEFICIARIA

El principio general que presume que toda aceptación es beneficiaria, no altera el derecho de opción para aceptar o repudiar la herencia.

Los terceros interesados pueden exigir que el heredero acepte o repudie la herencia en un término que no pase de 30 días.

El heredero perderá el beneficio de inventario si no hiciese el mismo dentro del plazo de 3 meses contados desde que hubiese sido judicialmente intimado por parte interesada.

- Cuando son varios los herederos, el beneficio de inventario se concede separada o individualmente a cada uno de ellos. Uno puede aceptar la sucesión con beneficio de inventario, mientras que otro la acepte pura y simplemente.

- El heredero goza de un plazo de 30 días para renunciar a la herencia, vencido el cual se lo considerará aceptante beneficiario.

- El heredero beneficiario que no hace abandono de los bienes, debe administrar la sucesión y dar cuenta de su administración a los acreedores y legatarios.

- Durante los plazos para hacer el inventario y deliberar, el heredero no puede vender ni los bienes raíces, ni los muebles, sin autorización judicial, a no ser que él y la mayor parte de los legatarios acordasen otra cosa.

- Durante los plazos para inventariar y deliberar, no pueden los acreedores y legatarios demandar el pago de sus créditos y legados; pero el heredero puede cobrar los créditos hereditarios. Las acciones de dominio pueden entablarse.

- Puede demandarse la nulidad de la aceptación, cuando la herencia se encuentra disminuida en más de la mitad por las disposiciones de un testamento desconocido al tiempo de la aceptación.

- Los acreedores del heredero podrán, en el caso de que éste hubiese aceptado una sucesión evidentemente mala por una connivencia fraudulenta con los acreedores hereditarios, demandar en su propio nombre por una acción revocatoria la retractación de la aceptación.

FORMA DEL INVENTARIO

Debe ser hecho ante un escribano y dos testigos con citación de los legatarios y acreedores que se hubiesen presentado.

Las formas esenciales para su validez son: intervención del escribano público nombrado por el juez de la sucesión, citación de los legatarios y acreedores, comparecencia al acto y firma de dos testigos y la firma de los herederos, legatarios y acreedores que comparezcan.

PRORROGA

Se admite la prorrogabilidad del plazo para la realización del inventario si no se pudo concluir por la situación de los bienes u otras causas.

GASTOS DEL INVENTARIO

Los tutores no pueden aceptar herencias deferidas al menor sin beneficio de inventario.

EFECTOS DE LA ACEPTACION BENEFICIARIA

- El heredero que acepta la herencia con beneficio de inventario, está obligado por las deudas y cargas de la sucesión sólo hasta la concurrencia de los bienes que recibió de la herencia.

- El patrimonio del heredero no se confunde con el del difunto.

- El heredero no está obligado con los bienes que el causante le hubiere dejado en vida, aunque debiese colacionarlos entre sus coherederos, ni con los bienes que el difunto haya dado en vida a sus coherederos y que él tenga derecho a hacer colacionar.

- El heredero puede reclamar como cualquier otro acreedor los créditos que tuviese contra la sucesión.

- Las acciones que el heredero beneficiario quiera intentar contra la sucesión, serán dirigidas contra todos los herederos si los hubiere. Si hubiesen de ser intentadas por todos los coherederos, el juez nombrará un curador a la sucesión.

- Las acciones de la sucesión contra el heredero beneficiario, pueden ser intentadas por los otros coherederos. Si no los hubiere, el pago de las deudas del heredero se hará en las cuentas que él presente de su administración.

ADMINISTRACION DE LA HERENCIA

El heredero beneficiario tiene la libre administración de los bienes de la sucesión y puede emplear sus rentas y productos como lo crea más conveniente.

Los actos de enajenación y de disposición de los bienes que hace el heredero beneficiario, como dueño de ellos, son válidos y firmes.

La aceptación de la sucesión hecha por uno de los herederos con beneficio de inventario, no modifica los efectos de la aceptación pura y simple, hecha por otros, y recíprocamente. Los derechos y las obligaciones de cada uno de los herederos son siempre los mismos, tanto respecto de ellos como respecto de los acreedores y legatarios. El heredero beneficiario es sólo el representante de la sucesión y a quien compete la administración.

FACULTADES DEL ADMINISTRADOR

La aceptación beneficiaria pone a cargo del o de los herederos, que así adquirieron la herencia, la carga de administrarla con el fin de su liquidación. El heredero beneficiario:

- tiene derecho de hacer en los bienes de la sucesión todas las reparaciones urgentes, o que sean necesarias para la conservación de los objetos de la herencia.

- tiene la libre administración de los bienes de la sucesión, y puede emplear sus rentas, y productos como lo crea más conveniente.

- puede enajenar los muebles que no puedan conservarse y los que el difunto tenía para vender; pero no podrá hacerlo con los de otra clase sin licencia judicial. La venta de los inmuebles sólo podrá verificarse en remate público.

- no puede constituir hipotecas y otros derechos reales sobre los bienes hereditarios sin ser autorizado para estos actos por el juez de la sucesión.

- no puede aceptar o repudiar una herencia, deferida al autor de la sucesión, sin licencia del juez, y si el juez la diese, deberá hacerlo con beneficio de inventario.

- Los herederos beneficiarios son los representantes de la sucesión. Deben intentar y seguir todas las acciones de la sucesión, y continuar las que estaban suspendidas, interrumpir el curso de las prescripciones y tomar todas las medidas necesarias para prevenir la insolvencia de los deudores.

OBLIGACIONES DEL HEREDERO BENEFICIARIO

- Verificar la existencia y legitimidad de los créditos que se presentan para su cobro.

- Pagar a los acreedores y legatarios a medida que se presenten (los acreedores privilegiados cobran según el privilegio del que gozan). A su vez, los legatarios cobran sólo si los acreedores fueron enteramente satisfechos.

Si los acreedores, hipotecarios o quirografarios, hacen oposición al pago de algún crédito, el heredero hará el pago en conformidad a la resolución de los jueces.

El heredero es responsable personalmente del perjuicio que cause al acreedor o legatario.

El oponente puede dirigirse contra los acreedores pagados sin necesidad de probar la insolvencia del heredero.

El heredero puede pagarse a sí mismo su crédito.

Los acreedores que se presenten cuando ya no hay bienes de la sucesión, sólo tienen recurso durante 3 años contra los legatarios por lo que éstos hubiesen recibido.

ABANDONO

El heredero beneficiario puede descargarse del pago de las deudas y legados, abandonando todos los bienes de la sucesión a los acreedores y legatarios.

Este abandono no importa una renuncia de la sucesión: aquél queda sometido a colacionar en la cuenta de partición con los coherederos, el valor de los bienes que en vida le hubiese donado el difunto; y puede exigirlos de éstos en todos los casos en que está ordenada la colación de bienes.

Abandonados los bienes de la sucesión por el heredero beneficiario, no pueden ser vendidos sino en la forma prescripta para el mismo heredero: por escrito y presentada al juez de la sucesión.

RESTITUCION

Una vez liquidadas las deudas y cargas de la herencia, acreedores y legatarios devuelven los bienes restantes al heredero beneficiario.

RESPONSABILIDAD DEL HEREDERO BENEFICIARIO

Su gestión está sujeta al control de herederos y legatarios, los que pueden oponerse al pago de créditos y deferir ese pago a la resolución del juez.

Los acreedores y legatarios le pueden exigir fianza por el importe de los perjuicios que su administración les cause.

Está obligado a rendir cuentas de su gestión a los acreedores y legatarios.

CESACION DEL BENEFICIO

Causas: por renuncia que de él hace el heredero (debe hacerse por escrito), por sanción al realizar actos prohibidos.

Efectos: el heredero asume responsabilidad "ultra vires" y queda emplazado como heredero aceptante puro y simple.

SEPARACION DE PATRIMONIOS

- Permite a los acreedores del causante, o acreedores de la sucesión, oponer un derecho de preferencia a cobrar ellos antes que los acreedores del heredero con los bienes que éste haya recibido de la herencia del causante.

- Puede ser demandada colectivamente contra todos los acreedores del heredero, o individualmente, contra alguno o algunos de ellos o colectivamente, contra toda la herencia, o respecto de cada uno de los bienes de que ella se compone.

- Supone la previa adjudicación de los bienes al heredero.

NATURALEZA JURIDICA

El beneficio de separación acuerda a los acreedores en cuyo beneficio se otorga, un privilegio.

Para muchos, es una preferencia que surge del reconocimiento que hace la ley de un título preferente en cabeza de los acreedores hereditarios para cobrarse sobre los bienes relictos, sin que esta preferencia implique la concesión de un privilegio del crédito en cuanto tal, que a este respecto conserva la misma naturaleza que tenía en su origen.

SUJETOS

- Todo acreedor de la sucesión, sea privilegiado o hipotecario, a término o bajo condición, o por renta vitalicia, sea su título bajo forma privada o conste en escritura pública, aunque sus créditos no sean actualmente exigibles o aunque sean eventuales o sometidos a condiciones inciertas.

- El acreedor que sólo es heredero del difunto en una parte de la herencia.

- Los legatarios.

Todos ellos tienen derecho de demandar la separación de los patrimonios del difunto y del heredero contra todo acreedor de este último.

El derecho a demandar la separación de patrimonios se acuerda a todo acreedor del sucesión sea su título bajo firma privada o conste de instrumento público.

La separación de patrimonios puede ser demandada colectivamente contra todos los acreedores del heredero, o individualmente contra alguno o algunos de ellos.

BIENES

La separación de patrimonios se aplica a los bienes que pertenecieron al difunto y no a los bienes que hubiese dado en vida al heredero, aunque éste debiese colacionarlos en la partición con sus coherederos; ni a los bienes que proviniesen de una acción para reducir una donación entre vivos.

LA ACCION

La separación de los patrimonios puede ser demandada en todos los casos que convenga al derecho de los acreedores.

Los acreedores pueden demandar la separación del patrimonio del deudor del patrimonio del fiador, cuando el deudor ha heredado al fiador, y si el fiador ha heredado al deudor, los acreedores pueden demandar la separación del patrimonio del deudor del patrimonio del fiador.

PLAZO

La separación de patrimonios puede pedirse mientras los bienes estén en poder del heredero, o del heredero de éste.

Si el acreedor hubiese enajenado los inmuebles o muebles de la sucesión, antes de la demanda de separación de patrimonios, el derecho de demandarlos no puede ser ejercido respecto a los bienes enajenados, cuyo precio fue pagado.

EXTINCION DEL BENEFICIO DE SEPARACION

El derecho de los acreedores de la sucesión a demandar la separación de los patrimonios, no puede ser ejercido cuando ellos han aceptado al heredero por deudor, abandonando los títulos conferidos por el difunto.

Otros casos: la renuncia que hace el acreedor hereditario. No se puede ejercer la preferencia cuando el heredero enajenó bienes sobre los cuales no se habían tomado medidas conservatorias.

DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL HEREDERO

POSESION HEREDITARIA

Cuando se trata del dominio de cosas singularmente consideradas, el ejercicio de los derechos reales sobre ellas exige la posesión. En el caso de los inmuebles la adquisición del derecho real debe constar en un título.

Cuando la sucesión tiene lugar entre ascendientes, descendientes y cónyuge, el heredero entra en posesión de la herencia desde el día de la muerte del causante, sin ninguna formalidad o intervención de los jueces, aunque ignorase la apertura de la sucesión y su llamamiento a la herencia.

POSESION DE PLENO DERECHO

Tratándose de descendientes y ascendientes y del cónyuge, éstos no necesitan un reconocimiento judicial del llamamiento hereditario. Su vínculo con el causante es suficiente título que acredita la adquisición hereditaria.

Es conferida judicialmente. Los demás herederos legítimos que no sean ascendientes o descendientes del causante, o el cónyuge, y los herederos instituidos, tienen que pedir al juez la posesión hereditaria, justificando su título a la sucesión.

Mientras no esté dada la posesión judicial de la herencia, los herederos que deben pedirla no pueden ejercer ninguna de las acciones que dependen de la sucesión, ni demandar a los deudores ni a los detentadores de los bienes hereditarios. No pueden tampoco, ser demandados por los acreedores hereditarios u otros interesados en la sucesión.

EFECTOS

El heredero que entró en la posesión de la herencia, o que fue puesto en ella por juez competente, continúa la persona del difunto. Es propietario, acreedor o deudor, de todo lo que el difunto era propietario, acreedor o deudor, excepto de aquellos derechos no transmisibles por sucesión.

Los frutos y productos de la herencia le corresponden.

DECLARATORIA DE HEREDEROS O APROBACION JUDICIAL DEL TESTAMENTO.

CONCEPTO

Es el pronunciamiento judicial mediante el cual se reconoce el carácter de herederos legítimos.

Es una sentencia declarativa.

Trámites previos a la declaratoria de herederos:

- el juez dicta la providencia de apertura de la sucesión.

- se notifica a los herederos denunciados.

- se publican edictos durante 3 días.

- acreedores y herederos son citados por el término de 30 días.

- analizado el vínculo de quienes han comparecido, el juez dicta la declaratoria de herederos.

Trámites previos a la aprobación formal de testamentos:

- si el testamento es por instrumento público, hace plena fe.

- si es ológrafo, cerrado o especial, debe ser protocolizado.

INSCRIPCION REGISTRAL

La publicación registral de la declaratoria de herederos o de la aprobación judicial del testamento no es un requisito para su oponibilidad.

ACCION DE PETICION DE HERENCIA

Puede pasar que, por diversas circunstancias, quienes gozan de la posesión hereditaria, del título de herederos, nieguen reconocer al peticionante su vocación preferente o concurrente. Este deberá plantear una acción contra quienes gozan de la posesión de la herencia: es la acción de petición de herencia.

La acción de petición de herencia se da contra un pariente del grado más remoto que entró en posesión de ella por ausencia o inacción de los parientes más próximos, o bien, contra un pariente del mismo grado, que rehusa reconocerle la calidad de heredero o que pretende ser también llamado a la sucesión en concurrencia con él.

La acción de petición de herencia se otorga:

- al titular de una vocación legítima actual contra quien le niega llamamiento concurrente.

- al titular de una vocación legítima actual contra quien le niega llamamiento concurrente.

- al titular de una vocación legítima actual contra quien opone una vocación legítima insubsistente.

En caso de inacción del heredero legítimo o testamentario, la acción corresponde a los parientes que se encuentren en grado sucesible, y el que la intente no puede ser repulsado por el tenedor de la herencia, porque existan otros parientes más próximos.

OTROS TITULARES DE LA ACCION

- los cesionarios de quienes tienen vocación excluyente o concurrente contra quienes han obtenido posesión de la herencia.

- los acreedores del titular de una vocación preferente o concurrente que no acciona.

- los legatarios de cuota, respecto a su llamamiento a una parte alícuota de la universalidad, si éste fuera controvertido por los herederos o por el albacea.

La petición de herencia se confiere básicamente contra quien niega al accionante su vocación preferente o concurrente.

ACCION POSESORIA HEREDITARIA

El artículo 3421, después de otorgar al heredero la acción de petición de herencia para que se le entreguen todos los objetos que la componen, alude a una acción posesoria, para ser mantenido o reintegrado en la posesión de la herencia.

EL HEREDERO APARENTE

Es el pariente de grado más remoto que entró en posesión de la herencia por ausencia o inacción de los parientes más próximos.

También un pariente del mismo grado que rehusa reconocerle la calidad de heredero pretendiendo ser también llamado a la sucesión en concurrencia con él.

BUENA FE

El poseedor de la herencia es de buena fe cuando por error de hecho o de derecho se cree legítimo propietario de la sucesión cuya posesión tiene. Los parientes más lejanos que toman posesión de la herencia por la inacción de un pariente más próximo, no son de mala fe, por tener conocimiento de que la sucesión está deferida a este último. Pero son de mala fe, cuando conociendo la existencia del pariente más próximo, saben que no se ha presentado a recoger la sucesión porque ignoraba que le fuese deferida.

ACTOS DE ADMINISTRACION

El heredero está obligado a respetar los actos de administración que celebró el poseedor de la herencia a favor de terceros, sea el poseedor de buena o mala fe.

ACTOS DE DISPOSICION

Los actos de disposición de bienes inmuebles a título oneroso efectuados por el poseedor de la herencia, tenga o no buena fe, son igualmente válidos respecto al heredero, cuando el poseedor obtuvo a su favor declaratoria de herederos o la aprobación judicial de un tercero y siempre que el tercero con el que hubiese contratado fuere de buena fe. Si el poseedor de la herencia hubiese sido de buena fe, debe sólo restituir el precio percibido. Si fuese de mala fe, debe indemnizar a los herederos de todo perjuicio que el acto haya causado. Será considerado tercero de buena fe quien ignorase la existencia de sucesores de mejor derecho o que los derechos del heredero aparente estaban judicialmente controvertidos.

CESION DE DERECHOS HEREDITARIOS

- Todo objeto incorporal, todo derecho y toda acción sobre una cosa que se encuentra en el comercio, pueden ser cedidos, a menos que la causa no sea contraria a alguna prohibición expresa o implícita de la ley, o al título mismo del crédito.

- La cesión de derechos hereditarios es un contrato por el cual el titular del todo o una parte alícuota de la herencia, transfiere a otro el contenido patrimonial de aquella, sin consideración al contenido particular de los bienes que la integran.

CARACTERES

- Traslativo. Transmite derechos.

- Formal. Exige escritura pública.

- Gratuito u oneroso.

- Aleatorio. Su contenido es variable e incierto hasta el momento de la partición.

OBJETO

Es el todo o una parte alícuota del patrimonio del causante.

- Lo único que se puede ceder es el contenido de la adquisición, que está sujeta al resultado de la partición, pero no el carácter de sucesor del causante.

- La cesión contiene también el pasivo hereditario. Los acreedores hereditarios tienen acción directa contra el cesionario. El cesionario se obliga a contribuir en las deudas, en la medida de su adquisición.

- El cesionario es sucesor universal del heredero cedente.

- Existe prohibición de ceder a los abogados o procuradores judiciales, de acciones de cualquier naturaleza, deducidas en los procesos en que ejerciesen o hubiesen ejercido sus oficios; ni a los demás funcionarios de la administración de justicia, de acciones judiciales de cualquier naturaleza, que fuesen de la competencia del juzgado o tribunal en que sirviesen.

INTERVENCION DE LOS CESIONARIOS EN EL PROCESO SUCESORIO

El cesionario no es heredero sino sucesor del cedente.

Si la cesión es total, adquiere el derecho de intervenir en el juicio sucesorio.

Cuando es sólo parcial, no es parte en el proceso. Es un simple acreedor.

Lo transmitido mediante la cesión de derechos hereditarios es el contenido de la adquisición patrimonial a título universal del cedente.

La cesión sólo transmite ese contenido y no la calidad de heredero del cedente. En consecuencia, éste sigue, a tales efectos, manteniendo el llamamiento legítimo o testamentario en todo lo que no sea materia de la cesión.

INDIVISION HEREDITARIA

CONCEPTO

Si concurren dos o más sucesores a adquirir una misma herencia, o una parte de ella, se configura la COMUNIDAD HEREDITARIA.

Esa comunidad no es un condominio porque la comunidad recae en la universalidad como objeto propio, y los bienes particularmente considerados son referidos a ella y no al interés subjetivo personal y excluyente de los pretendidos condóminos.

Cuando varias personas son llamadas simultáneamente a la sucesión, cada una tiene los derechos del autor de una manera indivisible, en cuanto a la propiedad y en cuanto a la posesión.

EL ESTADO DE INDIVISION

Cada heredero, en el estado de indivisión, puede reivindicar contra terceros detentadores los inmuebles de la herencia.

El heredero puede ejercer hasta la concurrencia de su parte, todas las acciones que tengan por fin conservar sus derechos en los bienes hereditarios, sujeto todo al resultado de la partición.

ADMINISTRACION DE LA HERENCIA

Ninguno de los herederos tiene el poder de administrar los intereses de la sucesión. La decisión y los actos del mayor número, no obligan a los otros coherederos que no han prestado su consentimiento. En tal caso, el juez deberá decidir las diferencias.

Los actos de disposición no pueden resolverse sin el consentimiento unánime de los herederos, ya que los poderes del juez para resolver las diferencias, se limitan a la administración.

En principio, la administración corresponde a todos los coherederos declarados tales obrando unánimemente. Aun cuando exista un administrador designado en el proceso, siguen siendo todos los herederos los que actúan en el interés de la comunidad. El administrador designado o propuesto al juez por aquellos es un representante con facultades generales a través del cual la acción de los sucesores queda unificada en la acción del administrador.

ADMINISTRADOR PROVISIONAL Y DEFINITIVO

1ra. etapa: desde la apertura de la sucesión hasta la declaratoria de herederos, o, en su caso, aprobación judicial del testamento. El juez nombra a un administrador provisorio.

2da. etapa: desde la declaratoria de herederos o la aprobación judicial del testamento, hasta la partición (durante la cual se desarrollan las secuencias del proceso sucesorio tendientes a realizar la participación concreta de cada sucesor en la comunidad.

Se designa al administrador definitivo.

FACULTADES Y DEBERES DEL ADMINISTRADOR

- No puede administrar los intereses de la sucesión si los actos de gestión de la comunidad hereditaria no le fueron encomendados, autorizados o consentidos por todos los herederos.

- Las facultades y derechos en su conjunto continúan perteneciendo a los herederos.

DIVISION DE PLENO DERECHO DE CREDITOS Y DEUDAS

Los créditos divisibles que hacen parte del activo hereditario, se dividen entre los herederos en proporción de la parte por la cual cada uno de ellos es llamado a la herencia.

Respecto de las deudas, cada uno de los herederos puede librarse de toda obligación pagando su parte en la deuda.

Si muchos sucesores universales son condenados conjuntamente en esta calidad, cada uno de ellos será solamente considerado como condenado en proporción de su parte hereditaria.

DERECHO DE PERSECUCION

Desde la muerte del autor de la sucesión, cada heredero está autorizado para exigir, hasta la concurrencia de su parte hereditaria, el pago de los créditos a favor de la sucesión.

El deudor que hubiese pagado toda la deuda a uno solo de los acreedores no quedará exonerado de pagar la parte de cada acreedor.

El deudor de un crédito hereditario se libra en parte de su deuda personal, cuando paga a uno de los herederos la parte que éste tiene en ese crédito.

Los créditos pueden adjudicarse a cada uno de los herederos, entregándoles los títulos de los créditos.

Desde la muerte del autor de la sucesión, cada heredero está autorizado para exigir, hasta la concurrencia de su parte hereditaria, el pago de los créditos a favor de la sucesión.

Si los acreedores no hubieren sido pagados, por cualquier causa que sea, antes de la entrega a los herederos de sus partes hereditarias, las deudas del difunto se dividen en tantas deudas separadas como herederos dejó, en la proporción de la parte de cada uno, háyase hecho la partición por cabeza o por estirpe, y sea el heredero beneficiario o sin beneficio de inventario.

La insolvencia de uno o de muchos de los herederos no grava a los otros, y los solventes no pueden ser perseguidos por la insolvencia de sus coherederos.

Si uno de los herederos fue cargado con el deber de pagar la deuda por el título constitutivo de ella, o por un título posterior, el acreedor autorizado a exigirle el pago, conserva su acción contra los otros herederos para ser pagado según sus porciones hereditarias.

Los legatarios de una parte determinada de la sucesión están obligados al pago de las deudas en proporción a lo que recibieren.

Los acreedores pueden exigirles lo que les corresponde en el crédito, o dirigirse sólo contra los herederos quienes tendrán luego recurso contra los legatarios.

COLACION

Concepto. Es la imputación de las donaciones realizadas en vida por el causante a cualquiera de los herederos forzosos que concurren a la sucesión, respecto de la parte o porción que al beneficiario de la donación (donatario) corresponde en la herencia.

Anticipo de herencia. Toda donación entre vivos hecha a heredero forzoso que concurre a la sucesión legítima del donante, sólo importa una anticipación de su porción hereditaria.

Especies. Colación real: el heredero tiene la obligación de restituir en la masa partible la liberalidad recibida en especie (el bien es puesto realmente de nuevo en la masa partible).

Colación de valor: se computa el valor del bien y se acredita a la hijuela del heredero. Este es el sistema que adoptó nuestro código.

Los valores deben computarse al tiempo de la apertura de la sucesión, sea que existan o no en poder del heredero. Tratándose de créditos o sumas de dinero, los jueces pueden determinar un equitativo reajuste según las circunstancias del caso.

MEJORAS

Deben deducirse a favor del donatario los valores empleados en mejoras, como así también los gastos para la conservación de la cosa ante circunstancias que no le son imputables.

OBLIGADOS A COLACIONAR

Los ascendientes y descendientes, sean unos y otros legítimos o naturales, que hubiesen aceptado la herencia con beneficio de inventario o sin él, deben reunir a la masa hereditaria los valores dados en vida por el difunto.

CONYUGE SUPERSTITE

El código lo omite. Al ser beneficiario de las donaciones prenupciales, colaciona su valor en concurrencia con los demás herederos.

COLACION POR REPRESENTANTE

Cuando los nietos sucedan al abuelo en representación del padre, concurriendo con sus tíos y primos, deben traer a colación todo lo que debía traer el padre si viviera, aunque no lo hubiesen heredado.

Los padres no están obligados a colacionar en la herencia de sus ascendientes, lo donado a un hijo por aquellos.

Los herederos instituidos no están obligados a colacionar las donaciones que, por actos entre vivos, les hubiere hecho el testador.

La colación es debida por el coheredero a su coheredero.

La colación no es debida ni a los legatarios, ni a los acreedores de la sucesión.

OBJETO

La colación comprende toda donación entre vivos hecha a heredero forzoso, o sea todo contrato por el cual el causante hubiere transferido, a título gratuito, de su libre voluntad, la propiedad de una cosa.

Las otras liberalidades que el difunto hubiese hecho en vida a los que tengan una parte legítima en la sucesión, no están sujetas a ser colacionadas.

No son donaciones todos aquellos actos por los que las cosas se entregan o se reciben gratuitamente, pero no con el fin de transferir o de adquirir el dominio de ellas (tal es el caso del comodato).

NO son donaciones y NO son colacionables:

- el abandono por parte del causante de un negocio por imposibilidad económica que es aprovechado por los hijos que se hicieron cargo de él.

- las donaciones remuneratorias hechas a un legitimario sin perjuicio de que los coherederos tengan derecho a investigar si hubo exceso en la remuneración del servicio, cuando perjudicase sus legítimas, para reducirlas, en lo que excediere.

- las sumas de dinero que el padre entregó a su hijo al emanciparlo para el ejercicio del comercio.

- los intereses del dinero.

- los gastos de alimentación, curación y educación por extraordinarios que sean.

NO tiene lugar la colación respecto del titular que renuncia a la herencia ni respecto del declarado indigno.

DISPENSA DE COLACION

La dispensa de la colación sólo puede ser acordada por el testamento del donante, y en los límites de su porción disponible.

El heredero que renuncia a la sucesión puede reclamar el legado que el testador le hubiere dejado, si no excediere la porción disponible que la ley asigne al testador.

COLACION DE DEUDAS

El partidor debe formar la masa de los bienes hereditarios, reuniendo las cosas existentes, los créditos, tanto de extraños como de los mismos herederos, a favor de la sucesión, y lo que cada uno de éstos deba colacionar a la herencia.

La deuda que uno de los herederos tuviere a favor de la sucesión, lo mismo que los créditos que tuviere contra ella, no se extinguen por confusión, sino hasta la concurrencia de su parte hereditaria.

CESACIÓN DEL ESTADO DE INDIVISION

PARTICION

Concepto. Es el negocio jurídico que impide o pone fin a la comunidad hereditaria mediante la distribución entre los coherederos de las titularidades activas contenidas en la herencia.

PRINCIPIO DE LA DIVISION FORZOSA (ART. 3452)

Los herederos, sus acreedores y todos los que tengan en la sucesión algún derecho declarado por las leyes, pueden pedir en cualquier tiempo la partición de la herencia, no obstante cualquier prohibición del testador, o convenciones en contrario.

PRORROGA

Casos en que puede prorrogarse la indivisión sobre ciertos bienes: indivisión impuesta por el causante, indivisión pactada por los herederos e indivisión impuesta por el cónyuge supérstite.

INDIVISION IMPUESTA POR EL CAUSANTE

Toda persona podrá imponer a sus herederos, aun forzosos, la indivisión de los bienes hereditarios, por un plazo no mayor de 10 años. Si se trata de un bien determinado, o de un establecimiento comercial o cualquier otro que constituya una unidad económica, el lapso de la indivisión podrá extenderse hasta que todos los herederos sean mayores de edad, aun cuando ese tiempo exceda los 10 años.

Cualquier otro término superior al máximo permitido, se entenderá reducido a éste.

PARTICION ANTICIPADA

el juez podrá autorizar la división, total o parcial, a pedido de la parte interesada y sin esperar el transcurso del plazo establecido, cuando concurran circunstancias graves o razones de manifiesta utilidad o interés legítimo de tercero.

INDIVISION PACTADA POR HEREDEROS

Los herederos podrán convenir que la indivisión entre ellos perdure total o parcialmente por un plazo que no exceda de 10 años, sin perjuicio de la partición temporaria del uso y goce de los bienes, entre los copartícipes. Si hay herederos incapaces, el convenio concluido por sus representantes legales, no tendrá efecto hasta la homologación judicial. Estos convenios podrán renovarse al término del lapso establecido. Cualesquiera d los herederos podrá pedir la división antes del vencimiento del plazo, siempre que mediaren causas justificadas.

INDIVISION IMPUESTA POR EL CONYUGE SUPERSTITE

Dos supuestos: 1) siempre que en el acervo hereditario exista un establecimiento comercial o de otra índole que constituya una unidad económica, siempre que el cónyuge supérstite lo hubiese adquirido o formado en todo o en parte. 2) el cónyuge supérstite puede pedir la indivisión, durante 10 años, de la casa habitación construida o adquirida con fondos de la sociedad conyugal formada por el causante, si fuese la residencia habitual de los esposos.

INSCRIPCION

La indivisión hereditaria no podrá oponerse a terceros sino a partir de su inscripción en el registro respectivo.

ACREEDORES PERSONALES DE LOS HEREDEROS

Siéndoles oponible la indivisión a partir de su inscripción, los acreedores particulares de los copropietarios no podrán ejecutar el bien indiviso ni una porción ideal del mismo, pero sí podrán cobrar sus créditos con las utilidades de la explotación correspondiente a su respectivo deudor.

MODOS DE OPERARSE LA PARTICION

Existiendo posibilidad de dividir y adjudicar los bienes en especie, no se podrá exigir por los coherederos la venta de ellos.

La división de bienes no podrá hacerse cuando convierta en antieconómico el aprovechamiento de las partes.

Son cosas divisibles las que sin ser destruidas enteramente pueden ser dividas en porciones reales, cada una de las cuales forma un todo homogéneo y análogo tanto a las otra partes como a la cosa misma.

No podrán dividirse las cosas cuando ello convierta en antieconómico su uso y aprovechamiento. Las autoridades locales podrán reglamentar, en materia de inmuebles, la superficie mínima de la unidad económica.

FORMA

El conjunto de solemnidades que deben observarse en su celebración (de la partición) o en su conclusión.

La partición es un acto formal, aun cuando los herederos la convengan extrajudicialmente.

PARTICION EXTRAJUDICIAL O PRIVADA

Si todos los herederos están presentes y son capaces, la partición puede hacerse, en la forma y por el acto que por unanimidad juzguen convenientes. Sin embargo, debe ser hecha en ESCRITURA PUBLICA, salvo convenio por instrumento privado presentado al juez de la sucesión.

Los convenios entre herederos, adjudicando bienes de la herencia, son plenamente eficaces aunque se formalicen con anterioridad a la declaratoria.

CUANDO SE EXIGE PARTICION JUDICIAL

- cuando haya menores, aunque estén emancipados, o incapaces, interesados, o ausentes cuya existencia sea incierta.

- cuando terceros, fundándose en un interés jurídico, se opongan a que se haga partición privada.

- cuando los herederos mayores y presentes no se pongan de acuerdo en hacer la división privadamente.

AUSENTES

- Con presunción de fallecimiento: la acción de partición corresponde a los parientes, a quienes se ha dado la posesión de los bienes del ausente.

- Simples ausentes: no habiendo el ausente constituido un representante, el juez nombrará la persona que deba representarlo.

PARTICION JUDICIAL: OPERACIONES

- inventario de los bienes

- avalúo

- adjudicación

La tasación y la partición se hacen por peritos nombrados por las partes.

MASA HEREDITARIA

Es el conjunto de titularidades transmisibles del causante cuyo conjunto forma la herencia.

La masa hereditaria, deducidas las deudas y cargas, e incrementada por los valores colacionables, forma la masa del cálculo de la porción legítima.

La formación de la masa hereditaria propiamente dicha, incluidos los créditos divisibles, servirá para determinar, en el acto de la partición, los valores o bienes adjudicables a cada heredero según las normas de concurrencia.

Para la determinación del activo líquido, así también como de la masa partible, deben separarse los bienes suficientes para el pago de las deudas y cargas de la sucesión.

De no existir dinero efectivo u otro tipo de solución con los acreedores hereditarios, habrá de formarse una "hijuela de bajas" integrada por los bienes o valores que se estimen suficientes para atender a las deudas y cargas. Queda a los acreedores el derecho a exigir que no se entreguen a los herederos sus porciones hereditarias, ni a los legatarios sus legados, hasta no quedar ellos pagados de sus créditos.

Una vez determinada la masa hereditaria (incluidos los legados), efectuada la liquidación para la formación del activo líquido (ya fuese mediante el pago a los acreedores hereditarios con dinero de la sucesión, o la venta de bienes, o mediante la formación de la hijuela de bajas), y computados los valores donados en vida por el causante, se está en condiciones de calcular la legítima, y por ende, la porción disponible. Si una vez calculadas resultase que el causante ha efectuado legados cuyo valor (incluido en la masa) excede la porción disponible, deberán pagarse, previa deducción de las cargas e imputación de las "cargas comunes" (como impuestos, honorarios, etc.) a la masa hereditaria y los gastos funerarios a la porción disponible.

Si determinada la porción disponible, resultara que ésta ha quedado cubierta con donaciones hechas en vida a terceros, los legados se reputarán inoficiosos. Si las donaciones excedieran, a su vez, la porción disponible, se reducirán de acuerdo con las reglas generales.

PROCEDIMIENTO DE LA PARTICION

El partidor debe, en primer lugar, formar la masa a dividir. Esa masa se forma con los bienes dejados a la muerte del causante y lo que los herederos deban colacionar.

Debe separar la mitad de los bienes gananciales que correspondan al cónyuge supérstite a título propio y no como sucesor del causante.

Se apartan los bienes suficientes para pagar las deudas y cargas de la sucesión (liquidación).

Las deudas de la sucesión son las contraídas por en vida por el causante.

Las cargas de la herencia son las obligaciones surgidas después de la muerte del causante.

El partidor debe formar los lotes o hijuelas. Para ello sigue estas reglas:

REGLAS

- Es necesario tener en cuenta el principio de la división en especie. Cuando es imposible, se procede a la venta para distribuir el precio o se incluye el bien en una de las hijuelas, compensando su valor en las otras con otros bienes.

- Los créditos se adjudican a los herederos en proporción a sus respectivas hijuelas. Pero si el crédito de la sucesión es contra uno de los coherederos, debe serle adjudicado a éste.

- A veces las cuentas particionarias tienen adjudicaciones en condominio. Este procedimiento sólo es viable si hay conformidad de los interesados.

- Se dividen las deudas entre los coherederos.

Formados los lotes de igual valor, se procede a la adjudicación de cada uno de ellos a los coherederos. En principio, se hace por sorteo.

El partidor presenta al juez la cuenta particionaria, la que tiene 6 partes:

- prenotados (antecedentes de la partición).

- cuerpo general de bienes (activo de la sucesión).

- bajas comunes (pasivo de la herencia).

- líquido partible (la masa a dividirse, deducidas las deudas).

- división (determinación de la parte alícuota que a cada heredero corresponde en el haber sucesorio).

- adjudicación (formación de hijuelas y bienes que contiene cada una).

El juez confiere traslado de la cuenta particionaria a los herederos para que presten su conformidad o la impugnen.

La decisión judicial importa atribuir a cada heredero el dominio exclusivo de los bienes que componen su hijuela.

PARTIDOR

Es nombrado por el juez conforme a la proposición de la mayoría. Sólo si ésta falta, se designa de oficio.

DILIGENCIAS PREVIAS

- Inventario: se puede hacer por declaración jurada de los coherederos o por un escribano designado por el juez.

- Tasación: se designan peritos tasadores. Si hay acuerdo de los coherederos mayores, se designa al que proponen. Si no hay acuerdo, al que elija la mayoría. Si no es así, se nombra de oficio.

La tasación no es necesaria cuando los bienes se van a vender en subasta pública.

La tasación debe hacerse al tiempo en que la diligencia se practica y no al momento del deceso del causante.

APROBACION DE LA PARTICION

EFECTOS DE LA PARTICION

- Efecto declarativo.

- Garantías a favor de los coherederos.

EFECTO DECLARATIVO

La partición es un acto declarativo por el cual se reputa que los derechos atribuidos a cada heredero, los ha recibido directamente del causante y los tiene desde el mismo momento del fallecimiento. La partición tiene así efectos retroactivos pues elimina jurídicamente el período en que los bienes estuvieron en condominio.

Los bienes de cada heredero se reputan recibidos directamente del causante en el momento de la muerte.

Son nulos los derechos constituidos por uno de los herederos, sobre los bienes que se han adjudicado a otro.

Los embargos trabados por los acreedores particulares de los herederos caducarán si el bien sobre el que recaen se adjudica a otro (salvo el derecho del acreedor de impugnar por fraude la partición).

Se reputa que el adjudicatario ha tenido la posesión exclusiva del bien a partir del momento de la defunción del causante.

GARANTIAS A FAVOR DE LOS COHEREDEROS

Evicción: los coherederos son garantes los unos hacia los otros, de toda evicción de los objetos que les corresponden por la partición y de toda turbación de derecho en el goce pacífico de los objetos mismos o de las servidumbres activas, cuando la causa de la evicción o turbación es de una época anterior a la partición.

CONDICIONES PARA QUE PROCEDA LA EVICCION

- que la evicción o turbación tenga una causa anterior a la partición.

- que la evicción no sea imputable a culpa del heredero.

- que el acto de partición no contenga alguna cláusula de exoneración de garantía. Sólo puede ser convenida respecto de un bien especial (sino no es válida).

Las deudas a favor de la sucesión, pueden adjudicarse a cada uno de los herederos, entregándoles los títulos de los créditos. Esos valores quedan involucrados en la obligación de garantía recíproca.

EFECTOS DE LA GARANTIA

La garantía de los coherederos es por el valor que tenía la cosa al tiempo de la evicción.

Si a los coherederos no les conviniese satisfacer este valor, pueden exigir que se hagan de nuevo las particiones por el valor actual de los bienes, aunque algunos de ellos estuviesen ya enajenados.

La obligación recíproca entre los coherederos por la evicción es en proporción de su haber hereditario, comprendida la parte del que ha sufrido la evicción.

Todos los copartícipes sufren, cada uno en la medida de su cuota, la mengua del valor.

Si alguno de los herederos resulta insolvente, la pérdida la soportan el garantizado y los restantes coherederos.

Los herederos no pueden convenir la exención de garantía recíproca respecto de la totalidad de los bienes hereditarios, pero pueden renunciar respecto de un caso determinado de evicción.

PRESCRIPCION

La acción de garantía prescribe a los 10 años desde que la evicción tuvo lugar.

NULIDAD DE LA PARTICION

La partición privada es un acto jurídico y sigue las normas relativas a su invalidez e ineficacia.

En la partición judicial o privada homologada judicialmente (mixta), la nulidad puede ser sustancial o procesal.

Nulidad procesal : el acto procesal puede estar viciado. Pero una vez que se aprobó la partición, ya no es susceptible de impugnación procesal.

Nulidad sustancial: se anula si hay vicios que afectan la validez sustancial. Las razones de la nulidad son: por defecto de forma o por razón de incapacidad.

Las razones de anulabilidad son: incapacidad accidental, vicios de la voluntad (error, error de derecho, dolo, violencia, lesión).

REFORMA

Puede ocurrir que los defectos de la cuenta particionaria puedan salvarse sin llegar a su invalidación, a través de la reforma.

Por la demanda por reforma la cuenta particionaria aprobada pude ser rectificada por común acuerdo de partes, para salvar un error.

PARTICION POR ASCENDIENTES

Es otra forma de partición.

Es el acto por el cual un ascendiente dispone por sí mismo la forma de dividir su herencia entre los descendientes, presuntos herederos forzosos o legitimarios, estableciendo o asignando los bienes que a cada uno corresponderá en su lote.

Artículo 3514: el padre y madre y los otros ascendientes pueden hacer, por donación entre vivos o por testamento, la partición anticipada de sus propios bienes entre sus hijos y descendientes.

Este sistema es de escasa aplicación en nuestras costumbres jurídicas. Puede ser vehículo de favoritismos.

En la partición por donación estamos ante un contrato. Requiere la aceptación de los donatarios y la entrega absoluta y transmisión del dominio de los bienes a ellos.

Es irrevocable.

En la partición por testamento estamos en presencia de un acto de disposición mortis causa que unilateralmente, afecta el modo de operarse la transmisión hereditaria a favor de los descendientes.

En la donación se adquiere el dominio de los bienes. En el testamento los bienes forman parte de la herencia.

La donación implica una liberalidad imputable sobre la porción disponible del causante, sujeta por ende a reducción en caso de exceso. En lo sucesivo los donatarios pueden renunciar a la herencia.

La partición por el testamento implica la aceptación de la herencia por los descendientes. La renuncia a la herencia resuelve el llamamiento, se juzga al renunciante como no habiendo sido nunca heredero.

Todo testamento es revocable a voluntad del testador hasta su muerte. La partición hecha por testamento está subordinada a la muerte del ascendiente, el cual durante su vida la puede revocar. La enajenación que él hiciera en vida, de algunos de los objetos comprendidos en la partición, no la anula si quedan salvas las legítimas de los herederos a quienes esas cosas estaban adjudicadas.

En la partición por donación, el ascendiente impide total o parcialmente que ciertos bienes integren la comunidad hereditaria, mediante su transferencia a los descendientes.

Las donaciones simples se reputan como anticipo de herencia y son toda donación entre vivos hecha a heredero forzoso que concurre a la sucesión legítima del donante, la que se imputa a su legítima y su valor resultará colacionable si así lo demandan los otros coherederos.

CARACTERES DE LA PARTICION POR DONACION

- debe comprender a todos los descendientes.

- cuando se trata de bienes inmuebles debe hacerse por escritura pública.

- debe respetar la legítima de los descendientes.

- el ascendiente debe colacionar, imputar a la masa de sus bienes, las donaciones que hubiese hecho a sus descendientes.

- existe la garantía de evicción.

- rige el derecho de representación.

- los descendientes están obligados al pago de las deudas del ascendiente.

- el ascendiente puede mejorar a uno de sus descendientes (tiene que ser en cláusula expresa y no tiene valor si el testamento no dispensa de colacionar el valor recibido).

- no requiere comprender todos los bienes del ascendiente.

- no puede haber cláusulas de revocación.

- no se puede hacer durante la subsistencia de la sociedad conyugal.

CARACTERES DE LA PARTICION POR TESTAMENTO

- está subordinada a la muerte del ascendiente.

- el ascendiente puede revocarla.

- la enajenación de bienes comprendidos en la partición, por parte del causante, no la anula, siempre y cuando queden a salvo las legítimas de los herederos a quienes esas cosas estaban adjudicadas.

- si la partición no es hecha entre todos los hijos que existan al tiempo de la muerte del ascendiente, y los descendientes de los que hubiesen fallecido y el cónyuge sobreviviente, no tendrá efecto.

- la partición debe comprender todos los bienes propios del causante y no puede incluirse en ella los gananciales.

- tiene los mismos efectos que las particiones ordinarias. Los herederos están sometidos, los unos hacia los otros, a las garantías de las porciones recibidas por ellos.

- hace cargar a los herederos con todas las obligaciones del testador.

REGLAS COMUNES A AMBAS PARTICIONES

Comprenden a todos los descendientes.

Están sometidas a los principios generales sobre partición.

Rigen normas que aseguran la garantía de los coherederos.

ACCIONES DE RESCISION Y DE REDUCCION

Artículo 3536 (acción de rescisión): la partición por donación o testamento, puede ser rescindida cuando no salva la legítima de alguno de los herederos. La acción de rescisión sólo puede intentarse después de la muerte del ascendiente.

Artículo 3537 (acción de reducción): los herederos pueden pedir la reducción de la porción asignada a uno de los partícipes, cuando resulte que éste hubiese recibido un excedente de la cantidad de que la ley permite disponer al testador. Esta acción sólo debe dirigirse contra el descendiente favorecido.

CONSECUENCIAS

La acción de reducción apunta al complemento de la legítima y se dirige exclusivamente contra el heredero favorecido.

La acción de rescisión anula la partición.

DERECHO REAL DE HABITACION DEL CONYUGE SUPERSTITE

Si a la muerte del causante éste dejare un solo inmueble habitable como integrante del haber hereditario y que hubiera constituido el hogar conyugal, cuya estimación no sobrepasare el indicado como límite máximo a las viviendas para ser declaradas bien de familia, y concurrieren otras personas con vocación hereditaria o como legatarios, el cónyuge supérstite tendrá derecho real de habitación en forma vitalicia y gratuita. Este derecho se perderá si el cónyuge supérstite contrajese nuevas nupcias.

En la sucesiones abiertas con anterioridad a la ley 20.798 y aunque la partición de la herencia se realizase después, el derecho de habitación no operará.

El derecho aplicable es el vigente al día del fallecimiento del causante.

El derecho real de habitación no opera IPSO IURE. Requiere INVOCACION EXPRESA del cónyuge. Debe invocarlo antes de consentir en el proceso sucesorio cualquier acto que suponga incompatibilidad con la conservación del mismo.

FACULTADES DEL HABITADOR

- el cónyuge supérstite habita el inmueble junto con su familia.

- el derecho de habitación no se puede ni ceder ni alquilar.

- paga las cargas, las contribuciones y reparaciones de conservación del inmueble.

- goza de las acciones posesorias y de las reales, si es condómino o antes de la partición, en carácter de coheredero.

EXTINCION DE ESTE DERECHO

Se extingue como cualquier otro usufructo. También se extingue si el cónyuge se vuelve a casar.

SEPULCROS

Los cementerios son bienes del dominio de los municipios.

Los sepulcros forman parte del patrimonio de su titular y cuando se conceden a perpetuidad son enajenables. Se transmiten tanto a herederos como a legatarios.

Sin embargo, cuando la transmisión hereditaria crea la cotitularidad del bien en dos o más sucesores del causante, el sepulcro no puede dividirse. El condominio sobre sepulcros está sometido a indivisión forzosa, salvo acuerdo de todos los interesados.

SUCESION INTESTADA

La sucesión intestada o AB INTESTATO es aquella que opera en virtud de llamamientos legítimos, sin intervenir la voluntad del causante expresada en un testamento.

Los legitimarios se llaman herederos forzosos y son los descendientes, ascendientes y cónyuge supérstite.

POSIBLE COEXISTENCIA

Puede ocurrir que el causante haga un testamento que no agote el contenido de la herencia. En ese caso, en la misma sucesión, hay vocaciones legítimas y testamentarias.

Si en el testamento, el causante no instituye heredero, sus disposiciones deben cumplirse y en el remanente de sus bienes se sucederá como se ordena en las sucesiones intestadas.

PRINCIPIOS GENERALES DE LA SUCESION LEGITIMA

ORDENES HEREDITARIOS

A partir de la ley 23.264, el esquema de los órdenes es éste:

1) el primer orden está integrado por los descendientes del causante o de los descendientes de éstos por derecho de representación. Los descendientes excluyen a los ascendientes.

2) el segundo orden es el de los ascendientes, y no hay derecho de representación.

3) el cónyuge supérstite concurre con los descendientes aunque en este caso es excluido en los bienes gananciales que por liquidación de la sociedad conyugal, hayan correspondido al prefallecido.

4) el cónyuge supérstite concurre también con los ascendientes. Heredará la mitad de los bienes propios del causante y también la mitad de los gananciales que correspondan al fallecido. La otra mitad la recibirán los ascendientes. A falta de descendientes o ascendientes, el cónyuge supérstite tiene vocación preferente a los parientes colaterales y los excluye.

5) El orden de los parientes colaterales se integra por los que se encuentran dentro del cuarto grado. El derecho de representación sólo opera a favor de hijos y descendientes de hermanos, hasta el cuarto grado.

6) Los medio hermanos en concurrencia con hermanos de doble vínculo recibirán la mitad de lo que corresponda a éstos.

7) El adoptante hereda al adoptado, salvo respecto de los bienes que éste hubiese recibido a título gratuito de su familia de sangre.

PREFERENCIA POR GRADOS

Dentro de una misma línea, el pariente más cercano excluye al de grado más remoto, salvo el derecho de representación.

Los parientes que integran un orden ULTERIOR en la prelación, no actualizan su vocación sino a falta de todo pariente en el orden preferente.

BIENES

En las sucesiones no se atiende al origen de los bienes que componen la herencia.

hay dos excepciones: la sucesión del cónyuge (se distinguen los bienes propios de los gananciales) y en el caso de los padres adoptivos (se distingue entre los bienes que el causante (hijo adoptivo) hubiera recibido de sus padres de sangre y los restantes.

FUNDAMENTO

Habiendo herederos forzosos la mayor parte de los bienes hereditarios debe distribuirse de acuerdo a normas que no pueden ser alteradas por la voluntad del difunto.

Si no hay herederos forzosos, se considera el afecto presunto de causante, lo que él hubiera dispuesto de haber testado. Allí la ley es supletoria.

La voluntad y el afecto del causante no pueden de modo alguno alterar el orden legal, si no se ha expresado en testamento válido.

DERECHO DE REPRESENTACION

La representación es el derecho por el cual los hijos de un grado ulterior son colocados en el grado que ocupaba su padre o su madre en la familia del difunto, a fin de suceder juntos en su lugar a la misma parte de la herencia a la cual el padre o la madre habrían sucedido.

NATURALEZA

Es un derecho basado en una vocación indirecta o referida a otro llamamiento.

REQUISITOS

- es necesaria la muerte o el desplazamiento del representado por ausencia con presunción de fallecimiento, porque se ha renunciado a la herencia, porque fue desheredado, o es indigno.

- no se puede representar a la persona de cuya sucesión ha sido excluido (indignos). Ej. el nieto al abuelo si fue excluido de la del padre.

- en principio, la representación no tiene lugar en las sucesiones testamentarias. Sólo juega en las sucesiones intestadas, pero no en las testamentarias. La muerte de quien ha sido instituido heredero en un testamento, ocurrida con anterioridad a la muerte del causante, provoca la caducidad del beneficio.

En las sucesiones testamentarias, el derecho de representación puede ejercerse en la medida que la disposición de última voluntad no ha alterado la sucesión ab intestato. Unico caso: el causante nombra herederos a los que ya son herederos forzosos.

QUIENES GOZAN DE ESTE DERECHO

Descendientes: en la línea recta descendente, sin término.

Colaterales: en la línea colateral, la representación sólo tiene lugar a favor de los descendientes de los hermanos, pero no de los demás colaterales.

Ascendientes: la representación NO tiene lugar a favor de los ascendientes, el más próximo excluye siempre al más remoto.

REPRESENTANTE

Debe ser hábil para heredar al causante (tener vocación hereditaria, no ser indigno o desheredado).

Debe ser hábil para heredar al representado (no ser indigno o desheredado del representado).

Se puede representar a aquel cuya sucesión se ha renunciado. El derecho de representación no es un derecho dependiente de la herencia del representado. El nieto que repudia la herencia de su padre por serle perjudicial, puede representarle para heredar al abuelo.

CONSECUENCIAS DE LA REPRESENTACION

Principio básico: el representante ocupa el mismo lugar que hubiera ocupado el representado en la sucesión del difunto.

DIVISION POR ESTIRPE

La división de la herencia se hace por estirpes, no por cabeza.

Ejemplo: C', el causante, tuvo 3 hijos: A, que lo sobrevive, los otros dos, B y C, que han prefallecido, dejando B un hijo y C, tres. A recibe un tercio de la herencia, el hijo de B, otro tercio y cada uno de los hijos de C, una novena parte (1/3 de 1/3).

No se sucede al representado sino al causante. No hay dos sucesiones.

OBLIGACION DE COLACIONAR

Los representantes deben colacionar lo que el difunto ha dado en vida al representado.

Los representantes tienen derecho, en conjunto, a la legítima que hubiera correspondido a su representado.

Los representantes tienen iguales obligaciones que el representado. Responden por las deudas del causante, pero sólo por la parte que a cada uno le corresponde en la herencia.

En materia de impuesto sucesorio, deja de aplicarse el principio de que los representantes ocupan el lugar del representado. Si ello fuera así, los nietos deberían pagar, en conjunto, el impuesto que correspondía al padre. Por el contrario, el gravamen se calcula sobre el monto de la hijuela que percibe cada nieto (lo que los beneficia, pues, a mayor monto, mayor impuesto) y teniendo en cuenta el grado de parentesco que los liga al causante (lo que los perjudica en algunos casos, como ocurre en la sucesión de un tío: el hermano paga menos impuesto que el sobrino).

EL ORDEN SUCESORIO (ampliación del tema).

El cónyuge concurre con descendientes y ascendientes pero excluye a los colaterales.

Dentro de cada línea, los parientes más próximos excluyen a los más lejanos. Salvo el derecho de representación.

DESCENDIENTES

El orden de los descendientes comprende a los hijos y descendientes del causante y al adoptado y sus descendientes legítimos o extramatrimoniales.

Concurren con los descendientes el cónyuge supérstite del causante, como titular de la vocación, exclusivamente sobre la parte de los bienes propios constitutivos del acervo hereditario.

Los hijos del autor de la sucesión lo heredan por derecho propio y en partes iguales.

HIJOS Y NIETOS

Si hay hijos y nietos corresponde a estos últimos del hijo prefallecido, en conjunto, la misma parte de la herencia a la cual el padre o la madre habrían sucedido.

DESCENDIENTES Y CONYUGE SUPERSTITE

Si han quedado viudo o viuda e hijos, el cónyuge sobreviviente, tendrá en la sucesión, la misma parte que cada uno de los hijos.

Los gananciales son liquidados, disuelta la sociedad conyugal. Se dividirán por partes iguales entre marido y mujer, o sus herederos, sin consideración alguna al capital propio de los cónyuges, y aunque alguno de ellos no hubiese llevado a la sociedad bienes algunos.

ADOPCION SIMPLE

El adoptado y sus descendientes legítimos o extramatrimoniales heredan por representación a los ascendientes del adoptante siempre que no se dé la prohibición hereditaria del art. 3582. pero no son herederos forzosos. Los descendientes legítimos o extramatrimoniales del adoptado heredan por representación al adoptante y son herederos forzosos siempre que no se dé la prohibición hereditaria del art. 3582 (derogado).

El adoptado hereda al adoptante. El adoptado y sus descendientes pueden llegar a heredar por representación, a los ascendientes del adoptante (pero no serán herederos forzosos).

En cambio, los descendientes del adoptado gozan de vocación en la sucesión del adoptante, pero además son herederos forzosos.

ASCENDIENTES

El orden comprende: padre y madre del difunto, por partes iguales o, existiendo solo uno de ellos, en el todo de la herencia; ascendientes más próximos en grado por iguales partes aunque sean de diferentes líneas.

Los ascendientes concurren con el cónyuge supérstite. En cambio, los ascendientes son excluidos por los hijos y descendientes del causante.

Los ascendientes más próximos en grado heredan por partes iguales.

No opera el derecho de representación. El ascendiente más próximo en grado excluye al más remoto.

ASCENDIENTES Y CONYUGE SUPERSTITE

Si han quedado ascendientes y cónyuge supérstite, heredará ésta la mitad de los bienes propios del causante y también la mitad de la parte de gananciales que corresponda al fallecido. La otra mitad la recibirán los ascendientes.

VOCACION DEL ADOPTANTE

El adoptante hereda ab intestato al adoptado y es heredero forzoso en las mismas condiciones que los padres legítimos, pero ni el adoptante hereda los bienes que el adoptado hubiere recibido a título gratuito de su familia de sangre, ni ésta hereda los bienes que el adoptado hubiese recibido a título gratuito de su familia de adopción. En los demás bienes, los adoptantes excluyen a los padres de sangre.

CONYUGE SUPERSTITE

Si no han quedado descendientes ni ascendientes los cónyuges se heredan recíprocamente, excluyendo a todos los parientes colaterales.

El cónyuge supérstite no tiene derecho hereditario cuando hallándose enfermo uno de los cónyuges al celebrarse el matrimonio, muriese de esa enfermedad dentro de los 30 días siguientes, salvo que el matrimonio se hubiere celebrado para regularizar una situación de hecho.

CAUSAS DE EXCLUSION DEL CONYUGE

1- fallecimiento dentro de los 30 días del matrimonio.

2- divorcio (cónyuge culpable).

3- separación de hecho (culpabilidad).

4- nulidad del matrimonio (mala fe de ambos: no hay vocación hereditaria; buena fe de ambos: hay si la sentencia de nulidad es posterior a fallecimiento; buena fe de uno: el de buena fe hereda si el otro falleció antes de la sentencia, sino no.

NUERA SIN HIJOS

La viuda que permaneciese en ese estado y no tuviere hijos, o que si los tuvo, no sobrevivieren en el momento en que se abrió la sucesión de los suegros, tendrá derecho a la cuarta parte de los bienes que hubieren correspondido al esposo en dichas sucesiones. Este derecho se pierde por fallecimiento dentro de los 30 días, culpabilidad en la separación, separación sin voluntad de unirse, o notoria inconducta moral.

COLATERALES

Artículo 3585 (ley 23.264): no habiendo descendientes ni ascendientes ni viudo ni viuda, heredarán al difunto sus parientes colaterales más próximos hasta el cuarto grado inclusive, salvo el derecho de representación para concurrir los sobrinos con sus tíos. Los iguales en grado heredarán por partes iguales.

MEDIO HERMANOS

Cuando el difunto no deja hermanos enteros ni hijos de éstos, y sí sólo medios hermanos, sucederán éstos de la misma manera que los hermanos de ambos lados, y sus hijos sucederán al hermano muerto.

El medio hermano en concurrencia con hermanos de padre y madre, hereda la mitad de lo que corresponde a éstos.

HERENCIA VACANTE

La herencia está vacante cuando, al fallecimiento del causante, ningún sucesor legítimo o testamentario consolida su vocación y por ende los bienes no son atribuidos a título universal, a titular alguno.

PRINCIPIO LEGAL

A falta de los que tengan derecho a heredar, los bienes del difunto, sean raíces o muebles, que se encuentren en el territorio de la República, ya sea extranjero o ciudadano argentino, corresponden al fisco, provincial o nacional, según fueren las leyes que rigieren a este respecto.

El fisco tiene un dominio eminente sobre los bienes.

TRAMITE

Cuando, después de citados por edictos durante 30 días a los que se crean con derecho a la sucesión, o después de pasado el término para hacer inventario y deliberar, o cuando habiendo repudiado la herencia el heredero, ningún pretendiente se hubiese presentado, la sucesión se reputará vacante.

LIQUIDACION

El Ministerio de Cultura y Educación asume el carácter de liquidador de la herencia y ejerce activa y pasivamente los derechos hereditarios, y sus facultades y deberes son los del heredero que ha aceptado la herencia con beneficio de inventario.

 

 

 

LEGITIMA

A ciertos parientes con vocación legítima a la herencia la ley les garantiza una parte en la sucesión del causante de la cual no pueden ser privados o excluidos sin justa causa de desheredación.

La legítima es un derecho de sucesión limitado a determinada porción de la herencia.

Tienen una porción legítima todos los llamados a la sucesión intestada en el orden y modo determinado en el Código.

DESCENDIENTES

La porción legítima de los hijos es de 4/5 de todos los bienes existentes a la muerte del testador y de los que éste hubiera donado, observándose en su distribución lo dispuesto en el código.

ASCENDIENTES

La legítima de los ascendientes es de 2/3 de los bienes de la sucesión y los donados, observándose en su distribución lo dispuesto por el código.

CONYUGE

La legítima de los cónyuges, cuando no existen descendientes ni ascendientes del difunto, será la mitad de los bienes de la sucesión del cónyuge muerto, aunque los bienes de la sucesión sean gananciales.

CALCULO DE LA LEGITIMA

Para fijar la legítima se atenderá al valor de los bienes quedados por muerte del testador. Al valor líquido de los bienes hereditarios se agregará el que tenían las donaciones.

IMPUTACION DE LAS DEUDAS Y CARGAS DE LA SUCESION

Deducidas las deudas del caudal relicto, y establecida la masa de cálculo para la legítima, corresponde imputar las deudas y cargas de la sucesión. Deben separarse bienes suficientes para el pago de las deudas y cargas de la sucesión. Se entiende por tales las obligaciones que han nacido después de la muerte del autor de la herencia y pueden originarse en la persona misma del causante como los gastos de entierro, última enfermedad, etc. durante el estado de indivisión hereditaria, como los gastos de inventario, avalúo, honorarios profesionales (abogados, escribanos, peritos), etc., y también son cargas de la sucesión las obligaciones impuestas al sucesor como heredero: entre ellas, la más importante será el cumplimiento de los legados. Como los legados no deben exceder la porción disponible, si los bienes de la herencia o la porción de que puede disponer el testador, no alcanzase a cubrir los legados, se observará lo siguiente: las cargas comunes se sacarán de la masa hereditaria, y los gastos funerarios, de la porción disponible; enseguida se pagarán los legados de cosa cierta, después los hechos en compensación de servicios, y el resto de los bienes o de la porción disponible, en su caso, se distribuirá a prorrata entre los legatarios de cantidad (o de cuota). Artículo 3795.

Esta norma se aplicará cuando, establecida la masa de cálculo y la porción legítima y, deducidas las cargas previamente, la porción disponible no alcanzase a cubrir los legados.

PORCION LEGITIMA DE LA HERENCIA

Se trata de establecer los 4/5, 2/3 o 1/2 sobre la masa de cálculo.

PORCION DISPONIBLE

Es aquella que se obtiene restando de la masa de cálculo (activo líquido + donaciones) la porción legítima y que, en abstracto, se fija en 1/5 cuando a la herencia concurren descendientes y 1/2 si se trata del cónyuge supérstite.

PORCION LEGITIMA Y CUOTA LEGITIMA

Porción legítima: su monto actúa en la relación jurídica existente entre el testador y los legitimarios con independencia del número de estos últimos.

Cuota legítima: se constituye por la proporción en que se ha de dividir el acervo si hay concurrencia de legitimarios. Concierne a la relación jurídica que se crea entre todos los partícipes. Rige en todos los supuestos de concurrencia de herederos, aun cuando se trate de quienes no son legitimarios. Para determinar la cuota de legítima de cada heredero se aplican las mismas normas de la sucesión ab intestato.

LA LEGITIMA MENOR SE OBTIENE DE LA MAYOR .

PORCION DISPONIBLE

El testador puede hacer los legados que estime conveniente, o mejorar con la porción disponible a sus herederos legítimos o forzosos ya que su capacidad para disponer libremente por testamento sólo se extiende hasta la concurrencia de la porción legítima que la ley asigna a sus herederos.

MEJORA

Es un legado o donación que se hace por el causante al heredero legítimo, tomada de su porción disponible: la mejora en relación a los otros herederos.

No se entenderá que les da por mejora la parte de que la ley le permite disponer con ese objeto, si en el testamento no hubiere cláusula expresa de mejora.

Las donaciones, en cambio, son un anticipo de herencia (de la cuota legítima), colacionables (excepto si el causante dispensa de colacionar la donación). Pero la dispensa de colación sólo puede ser acordada por el testamento del donante y en los límites de su porción disponible.

PROTECCION DE LA LEGITIMA

Está prohibida toda cláusula o disposición que implique una restricción a la plena propiedad de la legítima, siendo nulas las cargas o gravámenes impuestos a ella por el causante.

Es nula toda renuncia o pacto sobre la legítima futura.

Cuando la legítima ha sido afectada por donaciones o legados del causante, el legitimario tiene a su disposición la acción de reducción que es el remedio clásico contra las liberalidades inoficiosas.

Contra la partición hecha por el causante (sea por donación o testamento) y de la que resulte afectada la legítima, el heredero tiene las siguientes acciones:

- la de reducción, para asegurar el cumplimiento de la legítima (art. 3537).

- la de rescisión para lograr la anulación de la partición (art. 3536).

- la de nulidad por preterición de la partición por donación, si el legitimario ha sido excluido totalmente (art. 3528).

ACCION DE REDUCCION

Cuando las liberalidades del causante (sean donaciones o legados) excedan en conjunto la porción legítima de los herederos forzosos, deben ser reducidas de tal modo que esa porción quede intacta.

Gozan de la acción de reducción todos los herederos forzosos. Con respecto a las donaciones, sólo pueden pedirla los herederos forzosos que ya existían a la época de la donación.

Si existiesen descendientes que tuvieren derecho a ejercer la acción, también competirá el derecho de obtener la reducción a los descendientes nacidos después de la donación.

También pueden usar de la acción los acreedores de los herederos, por la vía subrogatoria. No la pueden ejercer los acreedores del difunto (como consecuencia de que no pueden cobrarse de lo donado en vida por el difunto).

RENUNCIA A LA ACCION

Puede renunciarse expresa o tácitamente. No se puede hacer antes de la muerte del causante. Deber ser inequívoca. No se presume.

ORDEN DE LA REDUCCION

Ante todo se reducen los legados, luego las donaciones.

La acción alcanza a los legados en este orden: legados de cantidad, legados remuneratorios, legados de cosa cierta.

En cuanto al pago, es al revés: primero se pagan los de cosa cierta, luego los remuneratorios y finalmente los de cantidad.

Esta norma puede ser modificada por la voluntad del causante.

DONACIONES

Se reducen en orden inverso a sus fechas. El heredero ataca en primer lugar a la última donación.

Las donaciones hechas simultáneamente se reducen a prorrata.

EFECTOS

- efectos reipersecutorios (la cosa se puede reclamar aun de terceros que la hubieron del donatario). La restitución debe ser en especie.

- resuelve el dominio transmitido.

- el donatario tiene derecho a los frutos, como dueño, devengados aunque no percibidos.

- los extraños deben restituir en especie y los herederos en valores. Los valores se computan al tiempo de la apertura de la sucesión.

- legados: si se entregaron a los donatarios se aplican las reglas de las donaciones. Si no se entregaron, los herederos pueden oponerse a entregar el legado en lo que él exceda la porción disponible.

- efectos respecto de terceros: inmuebles (se restituye el bien en la medida en que exceda la porción disponible), muebles (no se restituyen si el poseedor es de buena fe. Sin embargo, los gravámenes reales que hubiera constituido el donatario sobre la cosa quedan resueltos por efecto de la resolución de la donación.

PRESCRIPCION

El plazo de prescripción es de 10 años y comienza a correr desde el fallecimiento del causante.

LEGADOS DE USUFRUCTO O RENTA VITALICIA

A veces se lega una renta, el usufructo de un bien. El valor depende de la duración de la vida del beneficiario. No se puede saber si excederá o no el límite de la porción disponible del causante. Art. 3603: si la disposición testamentaria es de un usufructo o de una renta vitalicia, cuyo valor exceda la cantidad disponible por el testador, los herederos legítimos tendrán opción a ejecutar la disposición testamentaria, o a entregar al beneficiado la cantidad disponible.

ENAJENACIONES

Art. 3604: si el testador ha entregado por contrato, en plena propiedad, algunos bienes a uno de los herederos forzosos, cuando sea con cargo de una renta vitalicia o con reserva de usufructo, el valor de los bienes será imputado sobre la porción disponible del testador y el excedente será traído a la masa de la sucesión. Esta imputación y esta colación no podrán ser demandadas por los herederos forzosos que hubiesen consentido en la enajenación y en ningún caso por los que no tengan designada por la ley una porción legítima.

ACCIONES A FAVOR DEL HEREDERO CUANDO SE VE AFECTADA LA LEGITIMA.

1) Acción de reducción: los herederos pueden pedir la reducción de la porción asignada a uno de los partícipes, cuando resulte que éste hubiese recibido un excedente de la cantidad de que la ley permite disponer al testador. Esta acción sólo debe dirigirse contra el descendiente favorecido.

2) Acción de rescisión: la partición por donación o testamento, puede ser rescindida cuando no salva la legítima de alguno de los herederos. La acción de rescisión sólo puede intentarse después de la muerte del ascendiente.

3) Acción de nulidad: si la partición no es hecha entre todos los hijos que existan al tiempo de la muerte del ascendiente, y los descendientes de los que hubiesen fallecido y el cónyuge sobreviviente, será de ningún efecto.

PROCESO SUCESORIO

REQUISITOS DE INICIACION

- quien solicita la apertura del proceso debe justificar su carácter de parte legítima y acompañar la partida de defunción del causante.

- si hay testamento, hay que presentarlo (si se conoce su existencia) o indicar el lugar donde se encuentra.

- si no hay testamento, deberá denunciarse el nombre y domicilio de los herederos o representantes legales conocidos.

Luego, el juez hace lugar o deniega la apertura. Si hace lugar, se toman medidas precautorias para seguridad de los bienes.

Se nombra un administrador provisional (cónyuge u otro heredero).

Los acreedores pueden iniciar el proceso, transcurridos 4 meses desde el fallecimiento del causante.

En las sucesiones ab intestato, se cita a todos los que se consideran con derecho a los bienes, por un plazo de 30 días para que lo acrediten. Se publican edictos por 3 días en el Boletín Oficial y en otro diario del lugar del juicio.

En las sucesiones testamentarias, se cita a los herederos instituidos, beneficiarios y albacea para que se presenten en 30 días.

Dictada la declaratoria de herederos o aprobado el testamento, se convoca a audiencia a herederos y legatarios.

Se nombra al administrador definitivo.

Se hacen el inventario y avalúo. Se hacen la partición y la adjudicación.

El juez aprueba o rechaza la cuenta particionaria. Sólo será apelable la resolución que rechace la cuenta.

EL TESTAMENTO

DEFINICION DEL CODIGO: el testamento es un acto escrito, celebrado con las solemnidades de la ley, por el cual una persona dispone del todo o parte de sus bienes para después de su muerte.

CARACTERES

- es un acto jurídico unilateral.

- es un acto solemne (siempre es escrito y responde a formas legales).

- es un acto personalísimo.

- es un acto de disposición de bienes.

- produce efectos después de la muerte del testador.

- es un acto revocable (excepto el reconocimiento de hijos extramatrimoniales hecho por testamento).

CAPACIDAD

Toda persona capaz de manifestar su voluntad, tiene la facultad de disponer de sus bienes por testamento, sea bajo el título de institución de herederos, o bajo el título de legados, o bajo cualquier otra denominación propia para expresar su voluntad.

TESTAMENTOS MANCOMUNADOS O CONJUNTOS

Un testamento no puede ser hecho en el mismo acto, por dos o más personas, sea a favor de un tercero, sea a título de disposición recíproca y mutua.

ESPECIES

Nuestro derecho prevé 3 formas ordinarias de testar: testamento ológrafo, por acto público o cerrado.

La ley también admite "testamentos especiales" y sólo se acude a ellos en determinadas circunstancias: los militares en tiempo de guerra, por ejemplo.

FORMA

Toda persona capaz de disponer por testamento puede testar a su elección, en una u otra de las formas ordinarias de los testamentos; pero es necesario que posea las cualidades físicas e intelectuales requeridas para aquella forma en la que quiera hacer sus disposiciones.

La forma de una especie de testamento no puede extenderse a los testamentos de otra especie.

DE LAS FORMAS DE LOS TESTAMENTOS

TESTAMENTO OLOGRAFO

Para ser válido en cuanto a sus formas, debe ser escrito todo entero, fechado y firmado por la mano misma del testador. La falta de algunas de estas formalidades lo anula en todo su contenido.

El testamento ológrafo debe ser un acto separado de otros escritos y libros en que el testador acostumbra escribir sus negocios.

TESTAMENTO POR ACTO PUBLICO

Es aquel en que el testador entrega por escrito o dicta a un escribano público, en presencia de testigos, sus disposiciones de última voluntad a efectos de que aquél lo incluya en el libro de protocolo.

Debe ser hecho ante escribano público y tres testigos residentes en el lugar. El escribano debe, bajo pena de nulidad del testamento, designar el lugar en que se otorga, su fecha, el nombre de los testigos, su residencia y edad, si ha hecho el testamento, o si sólo ha recibido por escrito sus disposiciones.

Si el testador muriese antes de firmar el testamento, será éste de ningún valor aunque lo hubiere principiado a firmar.

El testador puede redactar su testamento en cualquier idioma. Si el testador no puede testar sino en un idioma extranjero, se requiere la presencia de dos intérpretes que harán la traducción en castellano, y el testamento debe en tal caso escribirse en los dos idiomas. Los testigos deben entender uno y otro idioma.

Los documentos extranjeros presentados ante los tribunales deben ser traducidos exclusivamente por traductores públicos nacionales, inscriptos en la matrícula respectiva.

TESTAMENTO CERRADO

Se caracteriza por estar contenido en un pliego que, en sobre cerrado, es entregado al escribano en presencia de 5 testigos, labrándose seguidamente un acta sobre la cubierta en que conste la manifestación del testador respecto a que el sobre contiene su testamento.

Sólo se exige que esté firmado por el testador.

El escribano dará fe de la presentación y entrega, extendiendo el acta en la cubierta del testamento, y la firmarán el testador y todos los testigos que puedan hacerlo, y por los que no puedan los otros a su ruego; pero nunca serán menos de 3 los testigos que firmen por sí. Si el testador no pudiere hacerlo por alguna causa que le haya sobrevenido, firmará por él otra persona o alguno de los testigos. El escribano debe expresar al extender el acta en la cubierta del testamento, el nombre, apellido y residencia del testador, de los testigos y del que hubiere firmado por el testador, como también el lugar, día, mes y año en que el acto pasa.

El testamento cerrado que o pudiese valer como tal por falta de algunas de las solemnidades que debe tener, valdrá como testamento ológrafo, si estuviere todo él escrito y firmado por el testador.

Para el caso en que el testador dejase en depósito o custodia el testamento en poder del escribano, ésta está obligado cuando muera el testador, a ponerlo en noticia de las personas interesadas, siendo responsable de los daños y perjuicios que su omisión les ocasione.

TESTAMENTO OLOGRAFO CONTENIDO EN CARTAS MISIVAS

Las cartas, por expresas que sean respecto a la disposición de los bienes, no pueden formar un testamento ológrafo.

TESTAMENTO POR ACTO PUBLICO

El sordo, el mudo y el sordo mudo, no pueden testar por acto público. El ciego puede testar por acto público. El escribano pariente del testador en línea recta en cualquier grado que sea, y en la línea colateral hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad, no puede concurrir a la redacción del testamento.

En los pueblos de campaña y en la campaña, no habiendo escribano en el distrito de la municipalidad donde se otorgare el testamento, debe éste ser hecho ante el juez de paz del lugar y tres testigos residentes en el municipio. Si el juez de paz no pudiese concurrir, el testamento debe hacerse ante alguno de los miembros de la municipalidad con tres testigos.

DISPOSICIONES TESTAMENTARIAS

MODALIDADES

Las disposiciones testamentarias por las cuales el testador instituye herederos o realiza legados, pueden ser puras y simples o bajo ciertas modalidades.

El concepto de modalidades debe remitirse a las modalidades comunes de los actos jurídicos en general: es decir, la condición, el plazo y el cargo.

Cuando las disposiciones testamentarias son hechas bajo condición o con un plazo, o cuando imponen cargos al instituido (fuere heredero o legatario), tales modalidades integran requisitos de eficacia de la disposición misma.

CONDICION

Es aquella que subordina a un hecho incierto y futuro la consolidación o resolución del llamamiento efectuado por el testador a la adquisición de la herencia o legado.

La condición puede ser suspensiva o resolutoria. En la condición suspensiva, el llamamiento no resulta definitivamente eficaz, sino cuando la condición se cumple.

En cambio, en la institución bajo condición resolutoria, la eficacia actual del llamamiento está sujeta a una eventual resolución para el caso en que la condición se cumpla.

La disposición de los bienes se puede realizar por 4 vías: institución hereditaria, legado de cuota, legado particular o cargo impuesto.

La institución hereditaria tiene lugar cuando se deja a una persona todo el patrimonio o una parte alícuota de él, sin designar porciones; lo que caracteriza al heredero y lo distingue del legatario de cuota es que tiene, en potencia, una vocación al todo del acervo hereditario; de tal modo que si uno de los coherederos renuncia a la herencia o es incapaz de recibirla, los restantes acrecen sus cuotas en esa parte.

En el legado de cuota, al legatario se le asigna una cuota fija del acervo sucesorio; carece del derecho de acrecer, de tal modo que en ningún caso podrá recibir más que lo que se le ha asignado.

El legado particular importa la asignación de una cosa concreta y no de una parte del patrimonio. Es una cosa concreta y no cierta, pues el legado puede ser de cosas inciertas, como las que se designan por peso, cantidad o medida.

El cargo impuesto a un heredero o legatario a favor de un tercero.

La legítima no puede ser sometida a condición, plazo o cargo, porque el derecho a ella no surge de la voluntad del difunto, sino de una ley imperativa, cuya aplicación no puede ser retaceada por disposición del testador.

Condiciones imposibles, ilícitas o contrarias a las buenas costumbres, anulan la disposición en que se hallen impuestas.

CONDICIONES PROHIBIDAS

- habitar siempre un lugar determinado o sujetar la elección de domicilio a la voluntad de un tercero.

- cambiar o no cambiar de religión.

- casarse con determinada persona o con aprobación de un tercero o en cierto lugar o en cierto tiempo o no casarse.

- vivir célibe perpetua o temporalmente o no casarse con persona determinada o divorciarse.

CONDICIONES PERMITIDAS

- la condición de NO hacer un hecho ilícito, inmoral o imposible es válida.

- cláusula de no enajenar: si no fija término, debe tenerse por no escrita; si fija un término menor de 10 años, es válida. Si lo fija mayor, se reduce a 10 años.

- la condición de no enajenar a persona determinada es válida.

- prohibición de hipotecar: si es por más de 10 años es ilícito y se tiene por no escrita.

- no dividir la herencia: no puede durar más de 10 años. Si es un bien determinado o una unidad económica, el plazo se extiende hasta que todos los herederos son mayores de edad.

- condición captatoria o recíproca: lo que nuestra ley prohibe es el testamento conjunto, porque él tiene como consecuencia limitar la libre revocabilidad del acto. Si cada uno de los que redactan su testamento, mantiene el derecho a revocarlo, nada se opone a la cláusula de reciprocidad.

OTRAS DISPOSICIONES

Es ilícita la condición de abstenerse de ejercer los derechos cívicos o políticos, o cualquier otro derecho.

PLAZO

Es inválido el término puesto a una institución de heredero, sea suspensivo o resolutorio. El plazo se entiende por no escrito.

En cambio, los legados de cosa determinada pueden ser sometidos a plazo. Si el plazo es incierto, el legado caduca cuando el legatario fallece antes del cumplimiento. Sus derechos no pasan a los legatarios.

Si el plazo es cierto, el legado queda adquirido desde el momento del fallecimiento del causante. Aunque el legatario muera antes del vencimiento del término, transmite su derecho a sus propios herederos.

El plazo no puede ponerse sino a la ejecución o pago. Si lo incierto no es el momento del pago, sino la obligación de hacerlo, no hay plazo sino condición.

CARGO

El cargo es una obligación accesoria impuesta al heredero o legatario.

El legado es una disposición autónoma y directa, la manda es accesoria de la disposición principal e indirecta.

El incumplimiento del legado por el heredero puede aparejar la caducidad de la institución hereditaria. El incumplimiento del cargo puede determinarla.

El legado es siempre una disposición de bienes, el cargo puede consistir también en una obligación de hacer o no hacer.

La condición es un acontecimiento futuro e incierto del cual dependen la adquisición o pérdida de un derecho. El cargo es una obligación accesoria impuesta a una liberalidad.

El testador puede imponer el cargo en su propia memoria o en su beneficio, en beneficio del propio gravado (persona sobre quien pesa la obligación de cumplir el cargo) o en beneficio de terceros.

A diferencia del cargo en las donaciones, en las disposiciones testamentarias, el incumplimiento del cargo por el gravado, no actúa, en principio, como condición resolutoria.

ACCION REVOCATORIA

A diferencia de lo que ocurre en la donaciones, en que el incumplimiento del cargo impuesto al donatario permite al donante o a sus herederos del testador, que ocupan el lugar del donante en los actos entre vivos, sólo tienen, en principio, acción personal para exigir el cumplimiento del cargo, pero no para demandar la revocación del legado o disposición testamentaria.

Los legados pueden ser revocados, después de la muerte del testador, por la inejecución de las cargas impuestas al legatario, cuando éstas son la causa final de su disposición.

Se quita en principio al incumplimiento del cargo la virtualidad de operar como condición resolutoria. Pero queda a salvo un caso: cuando el legado que hace el testador es sólo el medio de que se vale para obtener una finalidad distinta de la liberalidad como tal.

INSTITUCION DE HEREDEROS

Nuestro código permite la institución de heredero por testamento.

Tanto los herederos legítimos como los testamentarios gozan de los mismos derechos.

Sin embargo, el heredero testamentario no tiene la posesión hereditaria de pleno derecho. Sólo los parientes en línea recta y el cónyuge.

Los herederos testamentarios, a diferencia de los legítimos, no están obligados a colacionar las donaciones que en vida les hubiera hecho el testador.

Los hijos del heredero testamentario no gozan del derecho de representación, pues la disposición testamentaria caduca si el heredero a cuyo favor se ha hecho no sobrevive al testador.

LEGATARIO DE CUOTA

Diferencia esencial: el heredero tiene una vocación al todo de la herencia, un derecho de acrecer.

Si uno de los coherederos instituidos ha muerto antes que el causante, o si renuncia a la herencia, la parte de aquel se ve acrecida con los bienes que hubieran correspondido al último; el heredero tiene responsabilidad "ultra vires" si ha renunciado o perdido el beneficio de inventario, en tanto que el legatario sólo responde con los bienes heredados.

FORMA DE LA INSTITUCION

- No se exige fórmula solemne.

- Cuando expresamente lo disponga así el causante.

- Cuando aun sin emplearse la palabra heredero se deja a una o varias personas la universalidad de los bienes.

- Cuando, después de haber hecho a una o muchas personas legados particulares, el testador lega lo restante de sus bienes a otra persona.

- La designación de heredero es indelegable. No puede hacerse por poder ni por otra persona.

- El heredero debe ser designado inequívocamente.

- Institución hereditaria a favor de los pobres o del alma del testador: no es institución hereditaria. Los herederos no pueden responder a un número indeterminado o incierto. Se considera un legado (en el caso de los pobres). La hecha a favor del alma, se aplica a sufragios y limosnas.

ASIGNACION DE PARTES

El testador puede asignar a los herederos partes iguales o desiguales en la herencia. Pero si no las designa, todos las tendrán iguales.

DERECHOS DEL HEREDERO INSTITUIDO

- Gozan, respecto de terceros y entre sí, de los mismos derechos que los herederos legítimos, menos en cuanto a la posesión hereditaria.

- Los herederos instituidos pueden ejercer todas las acciones que competían al difunto, aun antes que tomen posesión de los bienes hereditarios.

- No están obligados a colacionar las donaciones por actos entre vivos que el testador les hubiese hecho ya que la colación sólo es debida entre legitimarios.

PRETERICION DEL HEREDERO LEGITIMARIO

Nada se opone en nuestra ley a que los herederos legítimos coexistan con los testamentarios. Pero cuando los herederos forzosos han sido totalmente omitidos en un testamento en que se instituye otro heredero, se produce la llamada preterición, que en el sistema del Código Civil, autorizaba al legitimario desplazado a pedir la nulidad de la institución hereditaria.

El nuevo artículo 3715 reformado por la ley 17.711 establece: la preterición de alguno o todos los herederos forzosos, sea que vivan a la fecha del testamento o que nazcan después de otorgado, no invalida la institución hereditaria, salvada que sea la legítima y pagadas las mandas, el resto debe entregarse al heredero instituido.

SUSTITUCION DE HEREDEROS

La sustitución es una disposición testamentaria por la cual un tercero es llamado a recibir una herencia en defecto de otra persona o a continuación de ella.

En nuestro Código, sólo la sustitución vulgar queda permitida. Es decir, se autoriza al causante a designar un heredero en sustitución del nombrado en primer término, para el caso de que éste no pueda o no quiera aceptar la herencia.

SUSTITUCIONES PROHIBIDAS

Hay sustitución cuando una persona es llamada a la herencia en defecto de otra (que no puede o no quiere recibirla) o a continuación de otra. Esta última, que importa dar un heredero al heredero, es la que nuestra ley prohibe (sustitución fideicomisaria).

La cláusula por la cual el causante pretende darle un heredero a su heredero está prohibida.

Puede asumir distintas formas.

SUSTITUCION FIDEICOMISARIA

Nació en el derecho romano.

Se instituía heredero a una persona interpuesta, de la confianza del causante, a quien se rogaba que entregara los bienes al verdadero destinatario. Creaba, además, propiedades inalienables.

ELEMENTOS

- una doble institución de heredero.

- obligación de conservar los bienes.

- orden sucesivo: la obligación de restituir se refiere al momento de la muerte del primer heredero.

CLAUSULAS TESTAMENTARIAS ANALOGAS A LA SUSTITUCION FIDEICOMISARIA.

1) Legado de usufructo: a uno se deja la propiedad y a otro el usufructo. Es válida.

2) Disposiciones testamentarias condicionales. Es válido.

3) Sustituciones recíprocas. Se lega a dos personas un bien, estipulándose que, a la muerte del primero, todo irá a poder del sobreviviente. Está prohibida.

4) Rentas vitalicias sucesivas. Es válido. No son herederos del causante.

SUSTITUCION VULGAR (PERMITIDA)

Hay sustitución vulgar cuando se ha instituido un segundo heredero para el caso de que el primero no pueda o no quiera aceptar la herencia.

El heredero sustituido queda sujeto a las mismas cargas y condiciones impuestas al instituido, sino aparece claramente que el testador quiso limitarlas a la persona de éste.

Todo lo establecido respecto de la sustitución hereditaria, es aplicable a los legados.

DERECHO DE ACRECER

Artículo 3811: es el derecho que pertenece en virtud de la voluntad presunta del difunto o un legatario o heredero, de aprovechar la parte de su colegatario o coheredero, cuando éste no la recoge.

Puede resultar de la voluntad expresa del causante en su testamento o resultar objetivamente por la ley en razón de un llamamiento conjunto.

CAMPO DE APLICACION

En la sucesión intestada, si alguno o algunos de los herederos con llamamiento legítimo en un determinado orden hereditario no pueden o no quieren aceptar la herencia, sus partes acrecen a los restantes. Así ocurre en caso de renuncia de un llamado en virtud de la cual la herencia se defiere como si el renunciante no hubiese existido, o si el titular de la vocación es declarado indigno sin quien lo represente, etc.

Dice Vélez Sarsfield en su nota al artículo 3812: "Hay una gran diferencia entre el acrecentamiento que tiene lugar en la institución de herederos, y el que sucede en los legados particulares. En estos últimos el acrecentamiento está subordinado a las condiciones rigurosas de CONJUNCION puestas por la ley; pero entre los herederos universales estas condiciones especiales no son necesarias. El carácter universal de la disposición testamentaria las reemplaza por su latitud. El acrecentamiento se causa, no precisamente por las palabras que forman la CONJUNCION, sino en virtud de la universalidad del título que absorbe todo por lo mismo que es universal".

Artículo 3810: el derecho de acrecer no tiene lugar sino en las disposiciones testamentarias.

Esto es así porque en la sucesión ab intestato no hay vocaciones parciales, confinadas, salvo el caso del llamamiento a la nuera viuda sin hijos en la sucesión de sus suegros, en el que no puede plantearse el problema del acrecimiento.

EL DERECHO DE ACRECER Y LA INSTITUCION DE HEREDEROS.

Si el causante en su testamento instituye dos o más herederos, existe una vocación solidaria entre ellos derivada de la naturaleza de su llamamiento. Si uno de esos herederos renuncia a la herencia o de otro modo, no llegara a adquirir, su parte acrecerá a los restantes.

Cuando el testador ha asignado partes en la herencia o en la cosa legada, el acrecimiento no tiene lugar. No constituye institución de heredero (con vocación eventual al todo de la herencia) la disposición por la cual el testador hubiese legado la universalidad de sus bienes con asignación de partes.

Sin embargo, cuando la asignación de partes sólo tiene por objeto la ejecución del legado, el acrecimiento puede tener lugar.

REQUISITOS

Para que haya derecho de acrecer entre colegatarios debe haber:

- unidad del llamamiento respecto del objeto sobre el cual recae el legado.

- llamamiento conjunto a dos o más legatarios sobre ese objeto.

- desaparición de uno o más colegatarios llamados conjuntamente.

CONJUNCIONES

La ley acuerda el derecho de acrecer entre colegatarios cuando son llamados conjuntamente, cuando el mismo objeto es dado a varias personas, sin asignación de la parte de cada uno de los legatarios o herederos en el objeto de la institución o legado.

Ejemplos de llamamiento conjunto, sin asignación de partes, sobre el objeto legados: el testador instituye a Juan y a Pedro como legatarios del quinto de todos sus bienes (legado de cuota), o deja a ellos su automóvil.

Existiendo esta conjunción RE ET VERBIS, si uno de los colegatarios renuncia al legado, o premuere al causante, etc., la parte de éste acrece a los demás. (Muerto Juan, Pedro hereda ese quinto íntegramente, o el auto, en el segundo ejemplo).

También se otorga derecho de acrecer cuando el causante instituye en cláusulas distintas a dos o más personas sobre un mismo objeto. A diferencia del caso anterior, no existe aquí un llamamiento conjunto sino llamamientos separados, pero sobre la misma cosa o alícuota hereditaria. (En una cláusula lega un auto a Pedro y en otra lega el mismo auto a Juan).

A esta conjunción que no resulta del llamamiento conjunto sino sólo de la unidad del objeto sobre el cual recae el legado, los romanos la llamaban RE TANTUM. Artículo 3816: el legado se reputa hecho conjuntamente en todos los casos en que un solo y mismo objeto, susceptible o no de ser dividido sin deteriorarse, ha sido dado en testamento a muchas personas, sea por disposiciones separadas del mismo acto, o sea por actos diversos.

En cambio, no habrá derecho de acrecer en el caso en que en el llamamiento conjunto a dos o más colegatarios se asignan partes a cada uno.

Falta aquí la unidad del objeto. Ejemplo: lego mi auto por mitades a Juan y a Pedro.

Allí la conjunción es sólo VERBIS TANTUM y no existe derecho de acrecer.

Pero la asignación de partes que sólo tengan por objeto la ejecución del legado, o la partición entre los legatarios de la cosa legada en común, no impide el derecho de acrecer.

SUSTITUCION DE LEGATARIOS LLAMADOS CONJUNTAMENTE

"Instituyo legatarios de mi porción disponible a Juan y a Pedro, y en caso de que uno de ellos o ambos no aceptasen el legado, es mi deseo que lo reciban sus hijos".

Subsiste en virtud del llamamiento conjunto, el derecho de acrecer a favor del colegatario aceptante del legado si el llamado en primer término y los sustitutos no llegasen a adquirirlo por cualquier causa.

Si Pedro renuncia al legado, sus hijos podrán aceptarlo juntamente con Juan. Pero si los hijos también lo renunciaran, Juan acrecerá la parte de Pedro.

Artículo 3817: el legado hecho conjuntamente debe ser reputado tal, aun cuando el testador hubiese sustituido a uno o muchos de los legatarios conjuntos.

LEGADO DE USUFRUCTO HECHO CONJUNTAMENTE

El llamado conjunto se puede hacer respecto del usufructo de un bien.

Artículo 3818: cuando el legado de usufructo, hecho conjuntamente a dos individuos, ha sido aceptado por ellos, la porción del uno, que después ha quedado vacante por su muerte, no acrece al otro, sino que se consolida a la nuda propiedad, a menos que el testador, expresa o implícitamente, hubiese manifestado la intención de hacer gozar al sobreviviente de la integridad del usufructo.

Si en lugar de quedar vacante por muerte (donde el usufructo no se transmite a los sucesores), lo hace por renuncia, esa parte acrece a los otros colegatarios.

EFECTOS DEL ACRECIMIENTO

La parte no aprovechada por uno de los colegatarios será adquirida por los restantes. Este acrecimiento será en proporción de la parte que cada uno de ellos está llamado a tomar en el legado.

CUMPLIMIENTO DE CARGOS

Puede ocurrir que el testador haga el legado conjunto imponiendo a uno de los legatarios el cumplimiento de determinados cargos. Si ese legatario renuncia al legado, el derecho de acrecer impone a los legatarios que quieran recibir la porción caduca en la persona de uno de ellos, la obligación de cumplir las cargas que les estaban impuestas.

Esta regla se aplica salvo que el cargo se hubiere impuesto INTUITO PERSONAE. Artículo 3822: si las cargas fuesen por su naturaleza meramente personales al legatario, cuya parte en el legado ha caducado, no pasan a los otros colegatarios.

TRANSMISION DEL DERECHO DE ACRECER

Los colegatarios a beneficio de los cuales se abre o puede abrirse el derecho de acrecer, lo transmiten a sus herederos con las porciones que en el legado les pertenecen.

NORMAS DE ACRECIMIENTO

El causante puede disponer expresamente el derecho de acrecer entre los legatarios.

Las normas de acrecimiento son supletorias de la voluntad del causante.

Artículo 3819: si el testador, haciendo un legado que según el Código debiese ser reputado hecho conjuntamente, hubiese prohibido todo acrecimiento, o si haciendo un legado que no sea hecho conjuntamente hubiere establecido el derecho de acrecer entre los colegatarios, su disposición debe prevalecer sobre las disposiciones del Código.

LEGADOS

CONCEPTO

Es una disposición testamentaria que tiene por objeto habitualmente (aunque no siempre) una atribución patrimonial del causante a favor de alguien. Los legatarios son simples adquirentes de bienes (en sentido amplio) que en el testamento el causante les atribuye. Esos legados son cargas de la herencia que pesan sobre los herederos.

LEGADO DE CUOTA

Se trata de una institución jurídica. Se deja a una persona todo el patrimonio o una parte alícuota de él, en cuyo caso se lo constituye heredero con el consiguiente derecho de acrecer y la responsabilidad por las deudas. Si se le transmite un bien determinado, es un simple legatario.

DIFERENCIA CON LA INSTITUCION HEREDITARIA

Tienen derecho a una parte alícuota de todo el patrimonio dejado por el causante, pero los separan algunas diferencias:

- carece del derecho de acrecer. Su parte en la herencia está siempre limitada a la proporción que le ha fijado el causante. Si uno de los coherederos o colegatarios resulta incapaz para suceder, el legatario de cuota NO se beneficia con ello. Pero si el legatario particular renuncia a su legado, el de cuota tiene derecho a una parte proporcional.

- en ningún caso responde ULTRA VIRES, ya que sus responsabilidades están limitadas a los bienes hereditarios.

- los legatarios de cuota NO gozan de pleno derecho de la posesión hereditaria, NO tienen derecho a pedir colación, ni juega respecto de ellos el derecho de representación.

DERECHOS Y OBLIGACIONES

- Entrega y goce de la parte: los legatarios no gozan de su parte en la herencia de pleno derecho, ya que tienen que solicitar la entrega a los herederos o albaceas. Esto dependerá de la partición y liquidación de bienes. Antes de la partición, los legatarios de cuota NO tienen un derecho de propiedad sobre ninguno de los bienes que componen la herencia.

- Contribución al pago de la deuda: los legatarios de cuota contribuyen al pago de las deudas de la herencia en proporción a su parte del mismo modo que contribuyen a las bajas o cargas, tales como los gastos funerarios, honorarios del profesional, etc. La cuota correspondiente al legatario debe calcularse sobre el saldo líquido de la herencia.

- Administración de la herencia: las facultades de los legatarios de cuota en lo que atañe a la administración del caudal hereditario mientras dura el estado de indivisión, se han ido admitiendo cada vez más en nuestra jurisprudencia. Se admite que el legatario de cuota participa de la junta convocada para disponer lo atinente a la administración y custodia de la herencia, en paridad con los herederos legítimos.

- Intervención en el juicio sucesorio: sus derechos son similares a los de los herederos.

LEGADOS PARTICULARES

- Son de contenido múltiple y variado.

- Caracteres de los legados: son una liberalidad, se transmiten derechos y excepciones de carácter patrimonial, se refieren a objetos particulares.

- La donación es irrevocable. El legado es revocable.

- El legatario es responsable ante los acreedores del pago de sus créditos pero sólo hasta el valor de la cosa legada.

- El legatario debe ser designado con claridad.

- Pueden legarse todas las cosas y derechos que estén en el comercio.

- Pueden legarse cosas presentes o futuras, pero no pueden legarse cosas ajenas.

- La cláusula testamentaria que obliga al heredero a hacer algo es un cargo, no un legado.

- En caso de duda sobre la mayor o menor cantidad legada, se juzga que es la menor (a favor del heredero).

- El legado de cosa cierta tiene un objeto material determinado.

- En el legado de cosa indivisa, vale solo por la parte de que es propietario el testador.

- En el legado de cosa gravada, el heredero no está obligado a librarla de las cargas que la gravan.

- El legado de cosa indeterminada es posible pero éstas deben estar comprendidas en algún género o especie determinada (Ej. el legado de un animal es nulo, pero el legado de un caballo es válido).

- El legado de cosa fungible de cantidad indeterminada es de ningún valor.

- Orden en que se pagan los legados:

LEGADO DE COSA CIERTA

LEGADOS HECHOS EN COMPENSACION DE SERVICIOS

LEGADOS DE CANTIDAD

 

ALBACEAS

CONCEPTO

Es la persona designada por el testador para hacer cumplir sus disposiciones, también llamado EJECUTOR TESTAMENTARIO.

NATURALEZA JURIDICA

El albaceazgo es un mandato POST MORTEM, de naturaleza especial. El ejecutor testamentario es el mandatario del causante, designado por él para hacer cumplir sus disposiciones de última voluntad. Las atribuciones del albacea tienen su origen en un acto de voluntad del testador. Se trata de un encargo, una misión que importa el cumplimiento de órdenes o instrucciones.

CARACTERES

- Es voluntario. Tanto desde el punto de vista del testador como del albacea. El primero puede o no designar ejecutor testamentario. El segundo puede o no aceptar el cargo.

- Es personalísimo. No puede ser delegado, ni sustituir el cargo. La designación importa un acto de confianza personal del causante.

- Es oneroso. El ejecutor tiene derecho a honorarios según su trabajo y la importancia de los bienes a su cargo.

- Es testamentario. Tiene su origen en una designación contenida en el testamento. Se trata de una manera impropia de designar a mandatarios que cumplen funciones análogas a las de los ejecutores testamentarios.

CAPACIDAD

Sólo pueden ser albaceas las personas que tengan capacidad de obligarse. La capacidad debe tenerse al tiempo de ejercer el albaceazgo, de modo que no importa que sea incapaz a la fecha del testamento en que se lo nombró.

El incapaz de recibir un legado hecho en el testamento, puede ser ejecutor testamentario. Pueden serlo también los herederos y los legatarios, los testigos del testamento y el escribano ante quien se hace.

FORMA DE DESIGNACION

Debe hacerse por testamento. Cualquier forma es válida, todos tienen eficacia legal. No es indispensable que el nombramiento se haga en el mismo testamento cuya ejecución se desea asegurar, también se puede hacer en un testamento aparte.

FACULTADES DEL ALBACEAS

El principio es que el causante puede otorgar al albaceas todas las facultades que estime necesarias para el cumplimiento de su misión. El no podría atribuirle facultades que excedieran su cometido de ejecutor testamentario. La atribución de facultades debe hacerse con arreglo a las leyes.

CASO EN QUE HAY HEREDERO

El papel del albacea difiere según que existan o no herederos. Habiendo herederos, las atribuciones del albacea deben interpretarse restrictivamente.

ATRIBUCIONES

- Posesión de los bienes. Deben quedar en poder del albacea los bienes necesarios para el pago de deudas y legados.

- Pago de legados. El albaceas debe pagar las mandas con conocimiento de los herederos. Si éstos se opusiesen debe suspenderse el pago hasta que se resuelva la cuestión entre herederos y legatarios.

- Pago de deudas. El albacea puede pagar las deudas de la sucesión cuando no haya cuestión sobre ellas ni los herederos se opongan. Los acreedores pueden demandar al ejecutor por el cobro de sus deudas.

- Cargos. El albacea puede demandar a los herederos y legatarios por la ejecución de los cargos que el testador les hubiese impuesto en atención a su memoria.

- Venta de bienes. El testador puede dar al albacea la facultad de vender sus bienes muebles e inmuebles, pero el albacea no podrá usar de este poder sino cuando sea indispensable para la ejecución del testamento y de acuerdo con los herederos o autorizado por juez competente.

CASO EN QUE NO HAY HEREDERO

En este caso al albacea corresponden facultades amplísimas. Tal es el caso de la posesión de la herencia. No se trata en sentido propio ya que esto lo goza el heredero, pero se le atribuye la TENENCIA de los bienes.

Asume la representación de la herencia. Es contra él que deben dirigirse las demandas de acreedores y legatarios. Puede contraer obligaciones a nombre de la sucesión (ej. designación de empleados o dependientes que fueran indispensables para el manejo y liquidación del caudal).

OBLIGACIONES

- Inventario. La primera obligación del albacea es asegurar los bienes dejados por el testador y hacer su inventario. En caso en que haya herederos ausentes o incapaces, el inventario debe ser judicial. El testador no puede dispensar al albacea de la obligación de hacer el inventario.

- Rendición de cuentas. El albaceas está obligado a rendir cuenta de su administración aunque el testador lo hubiese eximido e hacerlo. La rendición es hecha a los herederos, al fisco en su carácter de sucesor de herencias vacantes, a los legatarios y a los acreedores.

- Responsabilidad. El albacea es responsable de su administración ante los herederos y legatarios, si por falta en el cumplimiento de sus obligaciones hubiese comprometido sus intereses. Su responsabilidad existe respecto de toda las personas a quienes haya perjudicado con su culpa o dolo.

RETRIBUCION DEL ALBACEA

El ejecutor testamentario tiene derecho a una comisión que se gradúa según su trabajo y la importancia de los bienes de la sucesión.

El monto de la retribución del albacea debe ser considerado con relación a dos supuestos: que el testamento lo fije o que no lo haga, en cuyo caso es precisa una regulación judicial.

DURACION, CESACION Y CAUSA

- Ejecución completa del testamento. Es la forma normal de la terminación del albaceazgo. La cuestión de si el testamento ha sido o no cumplido íntegramente es un problema de hecho, librado a la apreciación del magistrado.

- Incapacidad sobreviniente. Esta pone fin a sus funciones. La incapacidad para disponer de los bienes es un impedimento para desempeñar el cargo. La declaración de demencia, la condena penal a más de 3 años de prisión o reclusión, tienen este efecto.

- Muerte. El albaceazgo termina con la muerte del designando, puesto que se trata de un cargo de confianza que no pasa a los herederos. Sólo en el caso d que un funcionario haya sido designado albacea, por su calidad de tal, sus poderes pasan a la persona que lo sucede en la función.

- Destitución. El albacea puede ser destituido por el juez o a pedido de parte interesada siempre que hubiera incurrido en: incapacidad para el cumplimiento del testamento, mala conducta o quiebra en los negocios.

- Renuncia voluntaria. El albacea puede renunciar al cargo en cualquier momento si necesidad de aducir justos motivos, ya que se trata de una gestión voluntaria.

 

ESPECIES

- Albaceazgos anómalos. Es el albacea designado por herederos y legatarios. Artículo 3867: cuando el testador no ha nombrado albacea, o cuando el nombrado cesa en sus funciones por cualquier causa que sea, los herederos y legatarios pueden ponerse de acuerdo para nombrar un ejecutor testamentario, pero si no lo hicieren, los acreedores de la sucesión u otros interesados, no pueden pedir el nombramiento del albacea.

- Albaceazgo consular. La ley 163 autoriza la intervención de los cónsules extranjeros en el juicio sucesorio. La aplicación queda sujeta a la condición de reciprocidad, lo cual es discutible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PÁGINA

 

PÁGINA 70